Redacción Central
  • |
  • |
  • END

La misión técnica del Fondo Monetario Internacional arribará el martes para negociar el nuevo programa económico con Honduras.

El equipo será dirigido por el polaco Przemek Gajdeczka, quien estuvo en marzo y encabezó la delegación que practicó la consulta del Artículo IV. Junto a él vendrán cinco expertos en varias áreas, especialmente en el tema fiscal, que es donde el gobierno de Porfirio Lobo Sosa se encuentra sumido en una profunda crisis heredada por las administraciones liberales de los últimos cuatro años -Manuel Zelaya Rosales y Roberto Micheletti-.

Lo anterior obligó a la presente administración a la aprobación de un ajuste fiscal que le permita acortar la brecha entre los ingresos y los gastos corrientes.

Entendidos en la materia coinciden que debe buscarse un arreglo rápido -a 12 meses- con el FMI; pero varios funcionarios de la presente administración han manifestado que el convenio puede tener una vigencia de tres años.

Lo que sí han reiterado los representantes de Honduras ante la asamblea de gobernadores del FMI, María Elena Mondragón, Presidenta del Banco Central, y William Chong Wong, Secretario de Finanzas, es que el país requiere de un nuevo programa para acceder a 300 millones de dólares destinados a la balanza de pagos.

Asimismo, el arreglo es importante para la liberación de varios préstamos sectoriales, así como para la credibilidad de Honduras ante la comunidad financiera internacional, especialmente entre los inversionistas.