•  |
  •  |
  • END

El alto nivel de las precipitaciones en lo que va del invierno, comienza a preocupar a los productores de distintos rubros, dado que provocó desfase en siembra y en algunos casos pérdidas, hasta ahora contabilizadas como menores, especialmente en las zonas de Occidente y del Sur del país.

La preocupación podría subir si las lluvias suben de intensidad, --como está pronosticado para agosto-- de acuerdo al informe del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, INETER, que sostiene que el mes entrante será lluvioso.

Al respeto, directivos de la Unión de Productores Agropecuarios, UPANIC se reunieron con el Director del INETER, doctor Alejandro Rodríguez, quien basado en estudios de las normas históricas, predijo que el trimestre próximo será lluvioso en su totalidad.

Agosto normalmente no ha sido tan lluvioso, dado que hasta el 15 de ese mes culmina el período seco conocido como canícula, pero que prácticamente no ha existido en la última quincena de julio, que es cuando comienza, dado que se han mantenido las precipitaciones en distintas partes del país.

Al respecto, el ingeniero José Antonio Mayorga, presidente de la Asociación de Cañeros de Occidente, quien estuvo en la cita de UPANIC con el INETER, destacó que la información a nivel general señala que agosto será bien lluvioso, aunque el nivel de precipitaciones variará de acuerdo con la zona.

Adiós a la canícula
“Eso quiere decir que no habrá canícula”, explicó Mayorga y recordó que de hecho el Occidente del país ya está afectado en las siembras con algunas pérdidas en ciertos casos y con desfases en otros; sin embargo, recientes declaraciones del Ministro del Magfor, Ariel Bucardo, destaca que a nivel nacional las cosechas tendrán un buen nivel, sobre todo en la parte alimentaria.

Las siembra de caña está desfasada, “se debió comenzar a finales de mayo o en junio”, advirtió; de hecho, lleva más de un mes de desfase, lo que también ha estado pasando en el caso del maní; sin embargo, en este grano el retraso es menos de un mes, señaló el ingeniero Mayorga.

De acuerdo con el dirigente productor, costará cosechar los cultivos de primera, que ya deberían estar siendo levantados, como maíz y frijoles, pero el exceso de lluvia ha afectado, así como en el caso del ajonjolí. A la fecha no se conocen cifras de pérdidas, porque no se ha hecho una evaluación al respecto.

Algunos daños pueden ser reversibles
Sin embargo, dijo que algunos daños hasta ahora considerados pequeños, pueden ser reversibles. En el caso de la caña de azúcar, advirtió que hay zonas que se encuentran inundadas y al no poder aplicar urea, las cañas se encuentran más bajas de lo que deberían estar.

Aunque en la zona de Occidente el invierno ha afectado algunos cultivos porque ha llovido bastante como en León, Chinandega, Malpaisillo, Larreynaga, Nandaime y Rivas, posiblemente la estación lluviosa haya sido beneficiosa para la zona norte del país.

Al respecto, el presidente de UPANIC, Manuel Álvarez Solórzano recordó que los productores de maní sembraron aproximadamente 65 mil manzanas del grano; sin embargo, la siembra se atrasó. Se sostiene que ya hubo pérdidas en sorgo de primera y en soya alrededor de 350 manzanas.