•  |
  •  |
  • END

Han pasado tres foros sobre vivienda y el déficit habitacional a nivel local va en aumento, al punto que hoy día en el país se requiere construir más de medio millón de viviendas.

Sin embargo, tanto el sector privado como el Gobierno concuerdan en que mantendrán la apuesta en el desarrollo de casas populares. Al menos eso fue lo que se dejó entrever durante el III Foro Nacional de Vivienda realizado en Managua.

De acuerdo con la presidenta de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua, Cadur, Ingrid Herrera, anualmente la demanda de nuevas viviendas es de 20 mil, lo que deriva en el déficit de un poco más de medio millón de viviendas. Hace tres años el déficit se estimaba entre 350 mil y 400 mil casas.

Herrera vislumbró que, a diferencia de años atrás, ya se están colocando viviendas populares. En 2010 ya han “ubicado” un total de 1,500 en Managua.

Los fondos para ese desarrollo habitacional son mixtos: privado y gubernamental. Este último con recursos que provienen del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS.

“Se necesitan más casas y el reto es reducir la burocracia, necesitamos que las instituciones se apropien de la “Ley de Vivienda”, y nos faciliten los permisos dentro de los 90 días que establece la Ley.

Otro reto que tenemos es el de conseguir fondos más baratos para que más gente pueda acceder a esas viviendas, y debemos trabajar en eso”, planteó.

Recursos no se han aprovechado

El titular del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, Mario Salinas, quien asistió al foro en representación del Gobierno, dijo al respecto que “la burocracia es algo a resolver, definitivamente y en eso avanzamos…”.

Por otro lado, “el déficit de casas es tan grande que es difícil resolverlo, y lo importante es que ya hay consensos entre el sector privado y el Gobierno, ya se están promoviendo desarrollos, el sistema bancario ya está abriendo líneas de crédito y se están colocando casas que la población puede costear”, sostuvo.

En ese contexto ejemplificó que las viviendas que se ofertan implican, en promedio, cuotas mensuales de 80 y 90 dólares, ya que una cuota de 200 dólares, el 80% de la población no la puede pagar pues sus ingresos son de 300 o 400 dólares al mes en promedio, así que a nivel del Gobierno vamos a mantener el empuje de las viviendas populares”, destacó.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, recordó que años atrás la oferta disponible de viviendas en el país era de 4 mil pero actualmente hay 22 mil, en términos acumulados e incluyendo otros desarrollos.

No obstante, refirió que la tarea ya con la “Ley de Vivienda”, es la de definir mecanismos para que los nicaragüenses puedan tener acceso a una casa.

“Hay 90 millones de dólares disponibles en términos de recursos para eso, pero sólo se han utilizado 12 millones, es decir que hay 78 millones de dólares que aún no se utilizan y eso hay que analizarlo”, apuntó.

Por otro lado, “necesitamos que las entidades del Estado se apropien del tema de las viviendas, y además, requerimos que los costos que pagan los urbanizadores en el desarrollo de viviendas se reduzcan para que los consumidores no la asuman”, advirtió.