•   Nueva Cork, (EFE)  |
  •  |
  •  |
  • END

El barril de crudo de Texas experimentó ayer un ascenso del 0,75%, y finalizó en Nueva York a un precio de 78,95 dólares, en una jornada marcada por la ralentización del avance de la economía de Estados Unidos.

Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nyse), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en septiembre habían subido 59 centavos de dólar por barril (159 litros) respecto al precio de cierre del jueves, con lo que encadenó su segunda jornada consecutiva de ganancias.

El crudo quedó hoy alrededor del mismo nivel al que cerró la semana pasada, aunque el precio del barril es este viernes de 3,32 dólares más alto que cuando empezó julio, lo que su pone un encarecimiento del 4,38%.

Los contratos de gasolina para entrega en agosto cerraron con avance de un centavo sobre la cotización del jueves, la misma subida que experimentaron los contratos de gasóleo, por lo que finalizaron a 2,10 y 2,04 dólares el galón (3,78 litros), respectivamente.

El galón de gasolina es hoy dos centavos más barato que hace una semana y se ha encarecido un 1,94% en julio; mientras que el precio del gasóleo se incrementó un centavo esta semana y en lo que va de mes ha aumentado un 3,03%.

El gas natural para entrega en septiembre, que desde el jueves se empezó a tomar como referencia, se encareció diez centavos respecto al precio que tenía en la jornada anterior, y cerró a 4,92 dólares por cada mil pies cúbicos.

Los contratos de gas natural con vencimiento más próximo se han encarecido un 6,72 dólares durante este mes.

El crudo y sus derivados lograron subir en una sesión variable que seguía la falta de tendencia fija en la Bolsa de Nueva York y que estuvo marcada por la divulgación de los datos del Producto Interior Bruto (PIB) de EU.

El PIB creció entre abril y junio a un ritmo del 2,4%, frente a una avance del 2,5% que esperaban los economistas, y a una subida del 3,7% en el primer trimestre de este año, lo que se leyó como una ralentización del crecimiento económico de este país.

Esta semana las autoridades estadounidenses anunciaron que las reservas de petróleo en este país aumentaron en 7,3 millones de barriles durante la semana pasada, hasta los 360,8 millones, a pesar de que algunos analistas habían previsto un descenso, lo que pesó en el precio del crudo y sus derivados.