•   Redacción Central  |
  •  |
  •  |
  • END

El Banco Interamericano de Desarrollo, BID, anunció la aprobación de un préstamo de 40 millones de dólares para financiar la expansión de la segunda fase del proyecto de energía geotérmica San Jacinto-Tizate, que está siendo desarrollado por la empresa privada Polaris Energy Nicaragua SA (Pensa).

Una vez finalizadas la primera y segunda fase del proceso de expansión, la planta producirá 72 MW (neto), aumentando en 7% la capacidad de generación eléctrica de Nicaragua mediante una fuente renovable que proporciona un suministro estable y de bajo costo.

La expansión de San Jacinto-Tizate se enmarca dentro del plan del gobierno nicaragüense de lograr para 2014 que el 86% de la generación eléctrica del país sea a partir de fuentes renovables.

San Jacinto-Tizate es considerada una de las fuentes geotérmicas de mayor calidad bajo desarrollo en el orden mundial.

Como la segunda planta geotérmica en operación en Nicaragua, este proyecto contribuirá a demostrar la viabilidad de esta fuente renovable y a estimular la inversión privada en generación de electricidad.

El proyecto apoya los esfuerzos de Nicaragua por cambiar la composición de su matriz energética, incrementando la contribución total de los abundantes recursos geotérmicos a 15% de su capacidad total instalada. Otro objetivo del gobierno nicaragüense es que para 2014 la generación de electricidad a partir de fuentes renovables alcance a 86% del total.