•  |
  •  |
  • END

El sector Construcción está “recuperándose” en Nicaragua, y todo hace indicar que así se mantendrá hasta finales de año, al menos eso es lo que pronostican los empresarios del ramo.

Aunque en la tendencia hay sorpresas, pues el “empujón” viene dado por el desarrollo al que tres o cuatro años atrás poco se apostaba: las viviendas de interés social, o viviendas populares.

El presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, CNC, Mario Zelaya, sostuvo que “definitivamente” el sector “pinta mejor” respecto a un año atrás. Zelaya recordó que en el primer semestre de 2010 registran un crecimiento que oscila entre el 5% y 6%. Sin embargo adelantó, que para finales de año, esa cifra porcentual llegará hasta el 8 %.

Hecho que para el economista y experto fiscal René Vallecillo es “aceptable”, tomando en cuenta que en 2009 la Construcción decreció y mostró un bajón de hasta el 22%, llevando con ello al desempleo a por lo menos 10 mil trabajadores.

Zelaya mencionó que en el crecimiento que ahora muestran, está incidiendo el “creciente” desarrollo de viviendas populares, que son subsidiadas en parte por el Gobierno.

Las viviendas de la categoría descrita, tienen un costo total para el consumidor que fluctúa entre los 15 mil y 20 mil dólares con cuotas de pago, al mes, que van desde los 80 a más de 100 dólares a 20 años plazo generalmente.

En este año, según el líder empresarial, contabilizan 18 proyectos privados en ese tipo de casas. Aunque aclaró que en el resto de desarrollos también hay “cierto movimiento”. Pero el “boom” que asoma, insiste, está en el segmento popular.

Ocho mil nuevos empleos

Lo anterior ya tiene sus efectos. Zelaya ejemplificó que gracias a ese desarrollo ya cuantifican tres mil nuevos empleos en el sector. “Y para finales de año esto aumentará hasta en ocho mil nuevos empleos. Lo que conllevará a que se aumente paralelamente la masa de trabajadores formales de la Construcción”, aseguró.

El sector aglutina alrededor de 70 mil trabajadores a nivel local. Sin embargo no todos están en el sector formal.

El presidente de la CNC, calculó que sólo la mitad está en esa condición, es decir sólo la mitad está afiliada al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, y cuenta con prestaciones sociales.

El resto trabaja en la informalidad. Esto se debe en parte, a “que hay empresas que todavía utilizan sub contratistas”, explicó.

Inversión pública se mantiene pero…

La inversión pública en el ramo, sin embargo, todavía no despega como quisiera el sector empresarial. Zelaya expuso que aunque ésta “se mantiene” en lo referido a construcción y mantenimiento de carreteras., en construcción de edificios no está tan dinámica.

“En 2010, ha habido un pequeño bajón en cuanto a la construcción o habilitación de escuelas y centros de salud, y eso se debe al recorte presupuestario que tuvo el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud, pero esperamos que en la reforma presupuestaria que siempre se da en el segundo semestre del año, ambos ministerios cuenten con más dinero y con ello se generen las construcciones y más empleo porque las carreteras no generan tanto, pues es una labor mecanizada”, refirió.

Vallecillo, al respecto manifestó que la gran apuesta también se enfoca en los proyectos energéticos. “Hay que recordar que tenemos dos al menos (Tumarín y Larreynaga), que son hidroeléctricas, cuyas construcciones están previstas para estos meses (del segundo semestre de 2010), y esto va a dinamizar mucho al sector”, rememoró.

El líder empresarial, en ese contexto, estimó que en 2010, como van las cosas, podrían cuantificar 150 millones de dólares en términos de inversión privada en el sector, tal como se pronosticó a inicios de año.

“Eso probablemente lo vamos a lograr. En viviendas sabemos que vamos a superar los 50 millones de dólares, así que la meta es posible alcanzarla”, puntualizó optimista.