•   CARAZO  |
  •  |
  •  |
  • END

Pequeños y medianos productores de las zonas de Jinotepe, El Rosario, La paz y Santa Teresa, se encuentran preocupados por las pérdidas de sus plantaciones de frijol debido a las fuertes lluvias que han caído en el departamento de Carazo y por la falta de asistencia técnica, provocando que el precio del grano supere los diez córdobas.

Los productores señalaron que una de las principales dificultades que enfrentan, es la escasa asistencia técnica por parte de los ingenieros agrónomos de la delegación del Ministerio Agropecuario y forestal, Magfor, de Carazo.

“Ahora con este aguaje nos perjudicó las cosechas y todavía nadie nos ha visitado para extendernos la mano y no afectar el bolsillo de las familias nicaragüenses”, expresó Gregorio Zavala Hernández, productor de la comunidad El Sol, jurisdicción del municipio de Santa Teresa.

Por su parte el ingeniero Ramón Conrrado, empresario de la cuarta región, manifestó que “queremos que cese las lluvias y estamos esperando la entrada de la canícula, en su segunda etapa, para que los productores comiencen a arrancar el frijol y posteriormente llevarlo al secado, el problema es que el temporal de lluvia continua tiende a quemar las plantas de frijol y a perderse lo sembrado por los campesinos, lo que puede llevar a que el precio por libra de frijol pueda pasar de 12 a 15 córdobas”.

Conrrado explicó que las zonas más perjudicadas son Campos azules, San José de Masatepe, El Panamá, Ojochal, El Sol y otras comunidades consideradas territorios de pequeñas parcelas frijoleras.

“En estos momentos el rendimiento por manzana ha sido de cinco quintales, cuando en épocas normales de cosecha de primera, se saca hasta 22 quintales del grano básico indispensable para la alimentación”, acotó el ingeniero.

Mientras tanto Socorro Mena Gago, comerciante de frijol manifestó que, “desde hace varios días la libra de frijol que se cotizaba en 9 córdobas hoy se está dando a 13 córdobas incrementándose cuatro córdobas su precio, esto nos perjudica a todos por que la demanda se disminuye ya que la persona que compraba cinco libras ahora lleva solamente dos, repercutiendo en disminución en nuestras utilidades”.

Los productores realizaron un llamado al gobierno central para que interceda ante el incremento del precio del frijol, asegurando la conservación del mismo, para que la población no sea afectada.

Es importante mencionar que debido a los fenómenos de la naturaleza, en este caso, exceso de las precipitaciones, la cosecha de las hortalizas y verduras sean susceptibles a perderse, provocando el alza en los precios de algunos perecederos, tales como tomate, cebolla, chiltoma y papas.