• |
  • |
  • END

Ayer sorpresivamente la viceministra de Industria y Comercio, Verónica Rojas, confirmó a un canal de televisión local su nombramiento como nueva directora ejecutiva del Instituto Nicaragüense de Apoyo a la Pequeña y Mediana Empresa, Inpyme.

Rojas afirmó que el presidente de la República, Daniel Ortega, le asignó el nuevo cargo aunque seguirá en el viceministerio descrito, donde continuará liderando lo relacionado a negociaciones comerciales.

Eso a pesar de que la Ley de Probidad de los Servidores Públicos, Ley No. 438, en su capítulo III, artículo ocho, indica en el inciso “m” que: Se prohíbe “tener más de un empleo remunerado en el Estado o en empresas o instituciones en las que tenga parte el Estado, salvo en los casos de docencia y medicina. Esta prohibición incluye a los particulares que son nombrados exclusivamente para asistir a reuniones de Juntas Directivas, Consejos, Comisiones u otros órganos de la Administración Pública”.

Rojas, por otra parte, no explicó las razones del cambio en Inpyme, entidad que estaba a cargo de María Lidia Espinales, quien inclusive inauguró la actual Feria Microfer, que anualmente se celebra en agosto.

Más gabinetes sandinistas

Rojas, sin embargo, sí destacó que como nueva directora de la institución tiene como reto inmediato “visibilizarla” a nivel nacional.

“El Inpyme tiene muchas fortalezas, está en el territorio, tiene historia en la micro y pequeña empresa y tenemos que visibilizarlo lo más rápido posible”, sostuvo.

Otra tarea, según dijo, es la de reagrupar y distribuir una “cantidad” de proyectos enfocados en el segmento. “En el Mific tenemos proyectos que ahora pasan a Inpyme y estos deben tener una estructura flexible (para el segmento)”, enfatizó sin referirlos.

A la par, de acuerdo con la funcionaria, deberá constituir los llamados gabinetes municipales y departamentales “para asegurarnos que lo que estamos haciendo responde a la demanda de la micro y pequeña empresa… que en su mayoría es dirigida por mujeres”, planteó.

Tras Canadá, Mercosur y el Alba
Por otro lado informó que, desde el Mific, coordinarán en la última semana del mes en curso una posición a nivel centroamericano en relación a los textos del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, UE, que se rubricaron en mayo pasado.

“Estamos ahora en la revisión legal de los textos, una vez que se de este paso deben ser firmados por los ejecutivos y luego ratificados en los congresos. Estimamos que en unos dos años el acuerdo entraría en vigencia”, subrayó. Aunque la UE ha estimado que eso ocurrirá hasta dentro de tres o cinco años.

Rojas agregó que además esperan restablecer los países del CA4 la negociación con Canadá. “Si los canadienses aceptan el plan de trabajo que les propondremos estaríamos terminando la negociación entre enero y febrero del próximo año; también estamos haciendo un proceso de convergencia México – Centroamérica, es una etapa pos TLC”, mencionó.

Aparte de eso “tenemos el acuerdo comercial con Chile, solamente falta la firma y eso ya es a un máximo nivel; vamos a avanzar con lo de Ecuador, país con el cual tendremos a finales de agosto la primera sesión (de cara a un acuerdo comercial)”, recordó.

Inclusive “tenemos que atender por disposición del compañero presidente (Daniel Ortega) el inicio de las negociaciones con Mercosur (Mercado Común del Sur) y con el Alba (Alternativa Bolivariana para las Américas)… ya se están dando los primeros pasos normativos (al respecto)”, apuntó sin entrar en detalles.