• |
  • |
  • END

La emisión de tarjetas de créditos sigue disminuyendo a nivel local y eso se evidencia en el número de usuarios del sector.

Ayer el Superintendente de Bancos, Víctor Urcuyo, detalló que en el primer semestre del año la reducción de clientes de tarjetas de crédito es de 32 mil 738.

El funcionario precisó que entre junio de 2009 y junio de 2010 los clientes del “dinero plástico” han pasado de 216 mil 369 a 183 mil 631 usuarios.

Mientras tanto, el monto generado por el sector ha pasado en el período descrito, de 5,011 millones de córdobas a 4,169 millones de córdobas.

Tendencia desde meses atrás
“Eso se debe a la normativa de tarjetas que emitió la Superintendencia de Bancos que prácticamente ya tiene 90 días de haberse promulgado, la cual obliga a los bancos a ser más responsables, aunque tengo entendido que la gente sigue demandando tarjetas porque todo mundo pasa por emergencias”, planteó.

La tendencia de la disminución en mención, sin embargo, es evidente desde meses atrás. El superintendente comentó en junio pasado que a abril de 2009 se contabilizaban 472 mil 636 tarjetas de crédito en Nicaragua, pero en abril de 2010 esa cifra se redujo a 387 mil 666 tarjetas. O sea, que el número de tarjetas se redujo en 84 mil 970.

En ese entonces recordó que el problema con la tarjeta radicaba en su uso ya que “la tarjeta es un medio de pago, no un medio de financiamiento y esto último es lo que ha ocurrido en el país”.

Reducción entre 20 y 30% a final de año

Urcuyo una vez más resaltó que estima una reducción en el segmento a nivel de tarjetas, clientes y monto, entre un 20 y 30%.

“Porque la normativa de tarjetas todavía no ha entrado en todo su vigor, sus efectos los veremos antes de finalizar el año.

La normativa como he dicho es comprensiva, cumple todos los requerimientos de responsable supervisión y obliga a las instituciones financieras a realizar un trabajo diligente antes de ofrecer una tarjeta… no pueden llamar a nadie eso lo prohíbe la normativa”, enfatizó.

En ese sentido, llamó a la población a presentar sus quejas ante la Superintendencia en caso de que los bancos les ofrezcan tarjetas, o bien en caso de sufrir atropellos en el Sistema Financiero Nacional.

Rememoró que los bancos deben contar con una oficina de Atención al Cliente para entre otras cosas, orientar sobre el uso del dinero plástico.