•  |
  •  |
  • END

La acción del grupo de productores conocidos como “no pago”, a la par de los efectos en el campo financiero de la crisis internacional, afectó fuertemente al clima de negocios en el campo de las microfinanzas, lo que repercutió a su vez negativamente en el sector de las medianas y pequeñas empresas que recibieron muy poco financiamiento.

Al respecto el vicepresidente del Consejo Nicaragüense de la Pequeña y Mediana Empresa, Conimipyme, el economista Leonardo Torres, destacó que ciertamente la crisis internacional, a lo que se sumó la interna del país afectó al sector que lo representa.

“No podemos achacar todo el peso de la crisis a los microproductores, al gobierno, o a las empresas de microfinanzas, el problema se dio a nivel general, agravado por la decisión de los fondeadores de no otorgar más recursos debido a la desconfianza que generó nacional e internacionalmente el movimiento “no pago”, explicó el dirigente gremial.

Torres expresó que el país ha afrontado una caída del financiamiento empujada ciertamente por la crisis internacional y por el alto déficit comercial que tiene Nicaragua, sin embargo, agregó a nivel macroeconómico que el país se encuentra en su mayor parte con buenas cifras, en parte por el crecimiento de las exportaciones, a lo que está ligado el comercio con Venezuela.

Añadió Torres que aparte de la acción de los no pago, que afectaron el clima de negocios, dentro de los cuales si hay gente dispuesta a pagar, el daño al sector micro financiero subió al punto que él considera que se han dejado de percibir alrededor de 60 millones de dólares por parte de organismos aportadores de recursos que serían después otorgados a las micros, pequeñas y medianas empresas.

Hasta ahora muchos de los financiadores lo que han hecho es facilitar algunas cantidades para que las empresas de micro finanzas busquen como recuperar los créditos otorgados y en ese sentido las colocaciones de recursos financieros bajaron y los pagos también.

Baja en colocaciones

De hecho las colocaciones de recursos por parte de las microfinancieras bajó hasta un 30% en lo que va del corriente año, contra el mismo periodo del año pasado, pero eso ocurre también porque se han reducido los pagos de los deudores.

Al respecto el Deutsche Bank redujo su financiamiento debido a la quiebra del Banco del Éxito, que no pudo recuperar los recursos que prestó y estaban en poder de miembros del grupo “no pago”, por lo tanto el crédito se ha vuelto más costoso.

“Necesitamos un crédito más accesible a las Mipymes”, dijo el líder gremial, advirtiendo que al menos hay una salida, pequeña por el momento, que es el Banco Produzcamos, cuyo presidente, Joaquín Lovo dijo que hay dos mil millones de córdobas dispuestos para otorgar créditos a pequeños y medianos productores, con tasas del 10.5%, considerado alto debido a condiciones de riesgo en el sector en el que le toca operar, especialmente el agropecuario.

Sin embargo, el campo en que el Banco Produzcamos se maneja es sumamente importante, porque las Mipymes aportan más del 40% del Producto Interno Bruto del país.

V Conferencia Centroamericana de Microfinanzas
Representantes de las organizaciones de microfinanzas de Nicaragua asistirán a la V Conferencia Centroamericana de Microfinanzas, que será realizada en San José, Costa Rica la próxima semana, cita en la cual serán revisados temas como “crisis: lecciones aprendidas y nuevas estrategias”.

De acuerdo al informe en la reunión a la que asistirán más de mil participantes del sector, se conocerán distintas experiencias y conocimientos que ayuden a tener un sistema financiero responsable y a que la misión de las microfinanzas contribuya a la reducción de la pobreza.

En esa reunión, de acuerdo con el vicepresidente de Conmipyme y directivo de una de las empresas microfinancieras, dijo que se conocerá de la preocupación que han generado las acciones del movimiento no pago y que han afectado al sector de las microfinanzas en Nicaragua.