•  |
  •  |
  • END

Los caminos que penetran a todas las zonas productivas del país se encuentran dañados en diversos grados por las intensas lluvias caídas en todo el territorio nacional; sin embargo, la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, UPANIC, entregará al Ministro de Transporte e Infraestructura, Pablo Martínez una solicitud en la que piden se prioricen las vías de seis departamentos.

La información la dio a conocer el presidente de UPANIC, Manuel Álvarez quien dijo que en realidad por todos lados los caminos están daños, cortados, tanto en la zona Norte como en el Pacífico del país.

En ese sentido, reiteró que entregarán la lista de trechos que requieren reparación para mantener transitables las vías, a fin de que los productores puedan sacar sus cosechas.

De acuerdo con el dirigente gremial, en la lista de departamentos priorizados están Estelí, Chontales, Chinandega, Nueva Segovia, Matagalpa y el Pacífico, que se encuentran entre las zonas más dañadas en su red vial y de mayor producción agropecuaria.

El documento con la lista de prioridades en materia de reparación de caminos, será entregado por el presidente de UPANIC al ministro Martínez durante una reunión que sostendrán hoy en la sede del organismo gremial.

Álvarez destaca que desde hace muchos años la red vial se encuentra dañada, y destacó que al ministro Martínez le tocará enmendar la situación. El estado de la red vial fue reportado por las distintas asociaciones a la UPANIC para darlo a conocer a las autoridades correspondientes a fin de que sean reparados.

Respecto a las pérdidas de granos básicos afirmó que los daños provocados en las plantaciones de soya ya no tienen remedio, señalando que igual pasó en Cofradías, en Las Altos de Masaya; en Chinandega se afectó el maní por el retraso en las siembras

Pérdidas en frijoles no son significativas
Aunque reconoce que ha habido pérdidas en frijoles, afirmó que no es significativa en relación con el resto de la cosecha, asegurando que el nivel de pérdidas puede ser un 50% del total de la cosecha, por lo que no deberían estar generando precios altos, los cuales, dijo son causados por la especulación de grandes comerciantes.

“En lo personal, en Chinandega me ofrecieron el quintal de frijoles a 550 córdobas; en tanto, que los cafetaleros están comprando el grano en el Norte al mismo precio.

Auguró que la temporada de postrera y la de apante, prometen ser muy buenas, con lo cual se puede tener frijoles hasta en julio de 2011”, manifestó Álvarez.

En ese sentido, aseguró que las pérdidas de granos básicos no han llegado en ningún momento hasta el 50% como dicen algunos productores. Por ejemplo el maní, soya y sorgo, son productos que han registrado afectaciones por las lluvias, en tanto que la caña de azúcar se ha resentido.