•  |
  •  |
  • END

La profundización del proceso de integración centroamericana representa para Nicaragua una gran oportunidad para su desarrollo, tomando en cuenta la participación que tiene en el comercio intrarregional, y que representa parte importante del mercado de la producción nicaragüense.

El planteamiento es parte de las reflexiones de la Secretaria General de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana, SIECA, Yolanda Mayora de Gaviria, al contestar vía Internet preguntas de EL NUEVO DIARIO sobre la participación de Nicaragua en el proceso de integración regional. La sede de la SIECA se encuentra en Ciudad Guatemala.

“En cuanto a Nicaragua, será importante que continúe trabajando con el compromiso de profundizar su integración, pues esto representa una gran oportunidad para su desarrollo, principalmente al considerar que su participación en el comercio intrarregional representa un potencial muy importante”, destacó la funcionaria, quien a su vez evaluó los avances y escollos del proceso en que está involucrada América Central en su conjunto.

La señora Mayora de Gaviria destacó que el proceso centroamericano de integración económica, ha caminado principalmente en los temas de facilitación de comercio y convergencia normativa, teniéndose por ejemplo un Código Aduanero Común, reglamentos técnicos centroamericanos, un reglamento de tránsito común, un mecanismo de solución de controversias comerciales, y una zona de libre comercio casi perfecta, entre otros.

El proceso sin embargo no ha estado libre de escollos, es sumamente complejo porque “requiere de decisiones políticas que implican costos políticos para los gobiernos, y de desarrollos institucionales que implican costos financieros para los países.

Uno de los problemas que a mi juicio se ha dado, es la creación de percepciones equivocadas sobre la simplicidad del proceso, cuando realmente es un asunto que lleva tiempo”, según dijo.

Unión aduanera gradual y progresiva

La Secretaria General de la SIECA explicó que de acuerdo al Convenio Marco, firmado por los ministros de Centroamérica en 2007, la conformación de la Unión Aduanera se haría en forma gradual y progresiva mediante tres etapas: la facilitación del comercio, la convergencia normativa y la reforma institucional.

Advirtió que para los próximos años, los esfuerzos estarán concentrados en la facilitación del comercio y la libre circulación de mercancías, lo que implicara trabajos como un solo cobro de aranceles para el ingreso de mercancías a la región, sistemas de inspecciones sanitarias más expeditas, reconocimiento de registros sanitarios entre los países, procedimientos simples y más ágiles en las aduanas fronterizas, e interconexión electrónica entre todas las aduanas para agilizar los tiempos de paso por las fronteras, entre otros”.

Mayora de Gaviria aseguró que “se continuará avanzando en el largo plazo para alcanzar el objetivo de conformar una Unión Aduanera en la región, pero que en el corto y mediano, aun teniendo diferentes territorios aduaneros, se deben eliminar las trabas en las fronteras, los obstáculos para comerciar nuestros productos y reducir los costos de hacer negocios en la región”.

Sobre los avances en los distintos países, afirmó que es importante mencionar que todas las naciones centroamericanas están altamente comprometidas con el proceso, pero también es cierto que entre los diferentes estados miembros existen diferentes visiones sobre el ritmo que debe marcar a los trabajos.

En este contexto, destacó, es esencial resaltar que los instrumentos jurídicos de la integración económica permiten a los países que quieran acelerar su proceso de integración, puedan hacerlo. Esto posibilita a El Salvador y Guatemala haber acelerado los trabajos en la conformación de la Unión Aduanera entre sus territorios.

La experiencia guatemalteca y salvadoreña, a su vez, desarrollará una experiencia que puede ser replicada por el resto de los países. En el caso de Honduras, si bien es cierto se adhirió a este acuerdo, por el momento aún no se ha sumado a los trabajos.

La titular de la SIECA expresó que es importante que Nicaragua continúe trabajando con el compromiso de profundizar su integración, ya que representa una gran oportunidad para su desarrollo, principalmente al considerar que su participación en el comercio intrarregional representa un potencial muy importante.