•  |
  •  |
  • END

Nicaragua requiere con cierta urgencia acelerar la implementación en todo el territorio nacional del programa nacional de trazabilidad, que permitirá a los ganaderos, empresas industrializadoras del alimento y al país en general, obtener mejores réditos de sus productos exportados en un mundo de mercados cada vez más exigentes.

El sector pecuario nacional requiere de una inversión total de 40 millones de dólares, cubriendo un periodo de cinco años para implementar el programa nacional de trazabilidad y que cubra todo el hato ganadero del país.

En ese sentido la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua, Conagán, la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, Apen y la Cámara Nicaragüense de la Carne, Canicarne; realizaron un encuentro con el fin de afinar detalles sobre el programa nacional de trazabilidad.

Las tres organizaciones involucradas en la producción y comercialización de ganado en pie y carne procesada, mantienen un convenio de colaboración para atraer la mayor inversión posible y hacer del mismo una realidad a mediano plazo.

De acuerdo con René Blandón, Presidente de Conagán, el objetivo de esta alianza es promover una búsqueda de la forma más factible de ejecutar el proyecto de trazabilidad.

“Estamos buscando la alternativa más viable, sencilla y económica que nos permita echar a andar este proyecto que es tan necesario en el gremio”, expresó Blandón.

Blandón recordó que la trazabilidad es de gran importancia para la comercialización de los productos cárnicos y se está convirtiendo en una exigencia de los principales mercados a nivel mundial.

Mecanismo internacional

La trazabilidad es un mecanismo utilizado internacionalmente para identificar y rastrear el origen de un producto desde su creación hasta que está a punto de llegar a manos del consumidor final. También se aplica a todos los productos, subproductos y derivados de origen animal y vegetal destinados al consumo humano.

Según el representante de Conagán, en Nicaragua el proyecto se viene trabajando a nivel nacional desde hace poco más de un año. Anteriormente el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, venía trabajando con un proyecto piloto que cubría la zona ubicada entre El Rama y Nueva Guinea, entre el departamento de Chontales y la Región Autónoma del Atlántico Sur.

Desde el nivel oficial, Blandón manifestó que el Magfor, está apoyando la implementación del programa con el análisis de diferentes propuestas para saber con exactitud en qué etapa de crecimiento de las reses debe ser ejecutado.

“En el Magfor hay diferentes propuestas, una de ellas es trazar los animales cuando lleguen al matadero y la otra consiste en hacerlo desde que estén en las fincas. Lo que se está intentando hacer es tratar de obtener una fórmula adecuada para trazar los animales en nuestro país, reconociendo que en la actualidad no contamos con muchos recursos”, indicó.

Valiéndose de la trazabilidad, los productores pueden ver facilitados los procesos de exportación de carne en los mercados internacionales que demandan nuevas normas en cuanto a sanidad e inocuidad de los productos, además que obtienen la posibilidad de controlar cualquier riesgo sanitario que pueda presentarse posteriormente.