• |
  • |
  • END

Pequeños cambios, mejores prácticas empresariales y sociales podrían ayudar a cambiar rápidamente el rostro del país, a la par de incrementar los ingresos de distintos sectores como el turismo, el cafetalero, el azucarero, textilera, entre otros, sostiene el doctor Matthias W, Dietrich, Director Ejecutivo del Programa de Responsabilidad Social Empresarial.

De hecho el tema de responsabilidad laboral es un ingrediente elemental para la competitividad responsable, advierte el experto, quien señaló que para destacar el tema, el programa ha estado organizando talleres sobre diferentes contenidos, entre los cuales está el del sector agroquímico, la salud laboral y el medio ambiente.

En ese sentido, dijo que se trata de recoger envases plásticos altamente tóxicos, limpiarlos y mandarlos a reciclar, pero también destacó que está el tema del trabajo infantil, por ejemplo en el sector cafetalero, el cual es ilegal pero aún pasa, fundamentalmente en las pequeñas empresas cafetaleras.

“Hemos visto que en el sector cafetalero, el trabajo infantil tiene lugar en pequeñas fincas familiares, pero las leyes de Nicaragua plantean que un niño menor de 14 años sólo puede trabajar con permiso de sus padres”, pero aún ocurre.

Destacó que en la empresa cafetalera “La Cumplida”, en Matagalpa, los trabajadores vienen con sus niños a la hacienda, y allí organizan un campamento en donde se imparten clases de computación, baile, deportes, y ellos están felices.

Es importante encontrar cómo se pague mejor a los propietarios de la finca para que ellos paguen más a los trabajadores, y erradicar de esta manera el trabajo infantil.

Dietrich explicó que el Ministerio del Trabajo hace controles en las grandes fincas, pero “nuestro grupo meta son todos los cafetaleros, queremos publicar casos de buenas prácticas como el de “La Cumplida”, que los pequeños finqueros aprendan a poner en práctica este tipo de programas como parte de un gran procesos educativo.

Competitividad

Explicó también que han trabajado en el sector textil con las empresas de zonas francas, donde se habla del tema de la competitividad responsable, tomando en cuenta que muchas empresas quieren ser más competitivas a cualquier costo, ignorando las leyes, así como el cumplimiento de los convenios internacionales como el de la Organización Internacional del Trabajo.

Aseguró Mattias que este proyecto se realiza en todos los países del DR –Cafta, donde se analiza cómo se cumplen en estos países los acuerdos del Tratado de Libre Comercio; sin embargo, no ignoró que hay empresas que buscan como evitar el cumplimiento de buenas prácticas laborales y leyes laborales de Estados Unidos.

Dietrich señala que la Responsabilidad Social Empresarial es para cambiar actitudes, cambiar las formas de pensar, y por eso se realizará hoy martes un seminario con el sector azucarero, y el jueves con el sector turismo, por medio del cual ingresaron el año pasado más de 200 millones de dólares a las arcas del país.