• |
  • |
  • END

Mientras un grupo de cafetaleros insiste en que no le viene bien al país impulsar el cultivo del café robusta aduciendo que es de “baja” calidad, la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua, Excan, anunció ayer que apoya la siembra de ese grano argumentando que es una “oportunidad real” de diversificación agrícola en el país, que ya está brindando “amplios” beneficios económicos, entre tanto el Gobierno ha guardado silencio al respecto.

La gerente general de Excan, Cony Pérez, insistió en que el cultivo de robusta tiene su propio mercado al igual que el café arábigo, del que echan mano la mayoría de caficultores a nivel local, de modo que pueden “coexistir”.

A lo anterior, agregó que Nicaragua con robusta aparte de satisfacer el mercado interno, ya que el grano es apto para la elaboración del café tipo soluble, puede apostar a mediano y largo plazo al mercado internacional.

“Si Nicaragua lograse capturar un 2% ó 3% del mercado mundial de robusta, implicaría la venta de 2 millones de quintales lo que generaría 140 millones de dólares en divisas, que hoy no se tienen”, justificó.

Grano es “una esperanza”

Aparte de eso, Pérez planteó que sus costos de producción son bajos. Éstos implican aproximadamente entre 35 y 40 dólares por manzana, cifra que pueden sostener los pequeños y medianos productores del Atlántico del país, según destacó el cafetalero Pedro Figueroa.

Figueroa junto al productor Cristóbal Cruz, aseguró que el grano es una alternativa económica en la zona descrita.

“Estamos viendo que es rendidor. En el primer año nos da cosecha y sacamos la inversión. Algunos productores, y en mi caso, tenemos cinco años de estarlo cosechando y a todos nos va muy bien.

Imagínense está reduciendo la desocupación y la migración (en el Atlántico), así que el grano es una esperanza para nosotros, es un grano de pobres”, recordó Figueroa.

Cruz añadió que desde hace 15 años no producen café arábigo, porque no les resulta, ya que es un grano de altura.

“El huracán Mitch, incluso, terminó de sacar del juego a ese café; robusta, además, es más resistente a sequías y enfermedades”, planteó tras entrever que dejar de producirlo implicaría más pobreza en la zona.

A la fecha hay 700 manzanas de café robusta en el Atlántico Sur, casi todas manejadas por pequeños y medianos productores.

Una muestra
Precio promedio de venta del café x quintal: 61.82 dólares
Costos por manzana: 1,342 dólares
Ingresos de venta por manzana: 2,163 dólares
Utilidad neta por manzana: 821.13 dólares
Fuente: Excan