• |
  • |
  • END

El Presupuesto General de la República para el 2011 será aprobado posiblemente hasta el primer trimestre de ese año, debido al retraso que experimentan las revisiones cuarta y quinta con el Fondo Monetario Internacional, FMI, del Programa de Servicio de Crédito Ampliado, debido a una serie de factores, sostiene el doctor en Economía, Néstor Avendaño.

El estancamiento en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, FMI, a consecuencia de las últimas medidas económicas del presidente Daniel Ortega, tales como el “bono solidario”, se esperaba que Nicaragua pudiera reanudar la revisión del Programa de Servicio de Crédito Ampliado en julio, según dijo en esa ocasión Antenor Rosales, Presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN; sin embargo, esas discusiones continúan con dificultades y sólo se logró una prórroga de dos meses para volver a revisar el programa.

Avendaño considera que el principal argumento de por qué se ha prorrogado dos meses más de la aprobación de la cuarta y quinta revisión, gira en torno al Presupuesto de la República, que tiene que ser aprobado con una serie de recomendaciones del FMI, las cuales no se han cumplido.

Esta prórroga de dos meses puede llevar a reiniciar la discusión con el FMI sobre la cuarta y quinta revisión del programa a mitad de noviembre, tras lo cual debería ir a discusión con los diputados de la Asamblea Nacional, lo cual, afirma dificulta que en este año se pueda a aprobar La Ley General del Presupuesto de la República para 2011.

De acuerdo al analista económico, la discusión con el FMI tendrá que tocar temas como el del bono salarial, la reforma tributaria que aún no la han presentado, la reducción de exoneraciones y exenciones, supervisar a mediano plazo los precios de transferencia para reducir la evasión fiscal. Otro tema es la reforma del Seguro Social y el gasto electoral para el 2011.

Discusión con policía financiero mundial

En ese sentido, explicó que la discusión de la Ley General del Presupuesto es con el Policía financiero internacional, y si esto no culmina con una discusión presupuestaria para diciembre, seguramente tendrá que discutirse a lo largo del primer trimestre de 2011, la cual deberá terminar a más tardar el 31 de marzo del año entrante.

El economista destaca que cuando se entrega un presupuesto a la Asamblea Nacional, también se presenta un presupuesto de mediano plazo, en este caso 2011 a 2013, es un documento de intenciones presupuestarias de tres años, y “creo que en el análisis del de mediano plazo es donde surge el impedimento de la aprobación rápida de la cuarta y quinta revisión”.

Avendaño afirma que los temas que debe contener la reforma tributaria son de mediano plazo, y deben quedar insertadas en alguna política fiscal que responda a la solicitud del Fondo Monetario Internacional.

Entre éstos se encuentra uno de los más importantes, que es el de la reforma del Seguro Social, que afecta las finanzas públicas, y por lo tanto, esta reforma debe estar en el presupuesto de mediano plazo, o sea en el marco presupuestario 2011-2014, lo cual va más allá de un año electoral, lo cual es uno de los factores que impiden la revisión de la cuarta y quinta revisión.

Por otra parte, manifestó que otro caso es el del bono salarial. ¿Se va a meter dentro del presupuesto?, ¿Cómo va a quedar en el presupuesto o estará fuera del presupuesto?, porque esos fondos los maneja una empresa “privada”, pero además hay que controlar el equilibrio financiero para impedir desórdenes monetarios más adelante.

Los fondos de Venezuela vuelven más compleja la discusión, porque el FMI requiere que el Banco Central haga un seguimiento, un monitoreo muy cercano a todas las transacciones financieras que realiza en este caso Alba Caruna, como lo pedía el Fondo Monetario, lo que también paraliza un poco la discusión, porque los recursos venezolanos entran al país sin considerar la Ventanilla Única del Tesoro.

Sobre el gasto electoral, que es del 1% del Producto Interno Bruto, se está hablando de 60 millones de dólares y “creo que ahora no hay donaciones del exterior, creo que no existe voluntad política de la comunidad internacional para dar a esos comicios.