•  |
  •  |
  • END

Autoridades sanitarias de Nicaragua están a la espera de información detallada sobre la causa de la muerte de unas 200 aves de corral en una zona fronteriza entre Honduras y El Salvador, lo que provocó que los hondureños decretaran una cuarentena sanitaria en la región, informaron medios de comunicación de ambos países.

La información señala que aún faltan pruebas para determinar la causa, pero que está descartado que se trate de influenza aviar o el virus H5N1.

Autoridades de Epidemiología de la Secretaría de Salud de Honduras están en la zona realizando las investigaciones de rigor para determinar la causa de la muerte de las aves.

La información cita a José Ángel Vásquez, jefe de Epidemiología de Honduras, quien explicó que posiblemente la muerte de las aves se deba a una infección bacteriana por el consumo de agua contaminada, pero que serán los análisis quienes determinarán si se trata de cólera aviar, newcastle u otra enfermedad avícola.

La muerte de aves ocurrió en unas 52 viviendas de las aldeas de San Miguelito y Los Almendros, en el departamento de La Paz.

Luego de la toma de muestras se ordenó un cerco epidemiológico en la zona y se instruyó a los habitantes de la zona a abstenerse de consumir huevos o carne de pollo por dos semanas.

De acuerdo con el procedimiento habitual en estos casos, además de los tres kilómetros de cordón sanitario, otros diez kilómetros serán monitoreados para detectar posibles muertes similares en áreas cercanas. Se investiga también si las aves presentaban síntomas como lagrimeo, diarrea, secreción nasal y caída de las plumas.

La Secretaría de Salud de Honduras indicó que por ahora no se han presentado síntomas adversos en las personas que viven en el sector, tampoco más muertes de animales; pero se asignó personal para mantener una vigilancia estricta. Se instruyó a los habitantes que de presentarse síntomas como vómitos, diarrea y fiebre, acudan al centro de salud más cercano.

El perímetro afectado incluye territorio salvadoreño, por lo que, según informó Rafael González, de la Dirección General de Sanidad Animal y Vegetal de El Salvador, DGSAV, hasta el lugar se desplazaron técnicos especialistas de este país, para analizar las causas de la muerte de los animales.

Hasta el momento no se cuenta con resultados de los análisis y, según explicó Adolfo Ríos, Director General de la DGSAV, El Salvador está a la espera de un comunicado oficial por parte del país vecino.

Magfor también a la espera
La Dirección de Sanidad Animal del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, también está a la espera de los resultados de los análisis sobre la muerte de las aves.

Reina Martínez, Directora Interina de Sanidad Animal del Magfor, hasta ahora no ha recibido ninguna información oficial sobre el estatus sanitario con respecto a las enfermedades aviarias. Dijo que la situación preocupa a las autoridades nicaragüenses porque se trata de un país vecino, pero tienen que esperar que se confirme el tipo de enfermedad.

Agregó que después de definir si se trata de una enfermedad que está en la lista de la Organización Mundial de Sanidad Animal, OIE, que determine que existe algún tipo de riesgo, automáticamente tendrán que tomar medidas de prevención para evitar la entrada de aves a Nicaragua.

Martínez explicó que como Dirección de Salud Animal mantienen una vigilancia permanente ante cualquier enfermedad aviaria en el país o la región.

Pero por ahora están a la espera de la información oficial sobre la enfermedad de las aves para tomar las medidas del caso.