•   Enviada Especial  |
  •  |
  •  |
  • END

Al menos 1,800 habitantes en Corn Island se dedican al turismo, según cifras oficiales, de un total de 9 mil. Aunque para Antonhy Jackson, miembro de la Junta Directiva del Gobierno Comunal de Corn Island, hay mucho más.

“El problema en la isla es que no hay otra opción de trabajo, sólo el turismo. Ya no se pesca nada prácticamente, así que todo mundo depende de los turistas que arriban a Corn Island”, comentó. En eso coincide Janina Dougson, cuyos familiares son artesanos.

En la zona hay toda una cadena para el segmento: desde hoteles, bares-restaurantes y discotecas hasta taxis, lancheros y artesanos.

En la presente temporada la afluencia es baja, aunque se ven turistas, en grupos de dos y tres. Jackson especifica que en temporada alta, diciembre, los visitan más de 200 turistas, de modo que los hospedajes mantienen una ocupación al 100%.

“En los meses de octubre y noviembre bajan a la mitad”, expuso. Eso es palpable en sitios como las discotecas, y por supuesto, en la playa. A eso se suma la competencia que les hace Little Corn Island, la isla menor del archipiélago de Corn Island, con una superficie casi de dos kilómetros cuadrados.

“La pequeña isla gusta más porque es más tranquila y está menos habitada. Así que muchos turistas se nos van para allá, pero estamos viendo cómo diversificar las ofertas para ser más atractivos y mantener la atención en las dos zonas”, manifestó el alcalde de Corn Island, Cleveland Webster.

Una de esas atracciones que prevén pulir son las expresiones culturales. La coordinadora de la Organización Mundial de Turismo, OMT, en Centroamérica, María Nelly Rivas, expone que es precisamente eso lo que están impulsando en la región, la preservación de la naturaleza con lo cultural.

Otro pegón: la infraestructura

El director de la Costeña, Julio Caballero, afirmó que el turista que visita Corn Island es norteamericano y europeo.

“Es gente que viene a desconectarse, usualmente vienen en pareja, uno que otro en familia, pero más que todo en pareja”, afirmó.

Agregó que llegan desde mochileros hasta gente con un nivel económico mayor, que gastan un poco más en el país. La mayoría deja las dos islas con una percepción positiva”, externó.

En ese contexto, subrayó que entre las mayores atracciones figuran las playas y el buceo, y que el Caribe nicaragüense es más accesible económicamente que el resto del Caribe: la comida, el agua, los tragos, todo vale 50% menos respecto al resto de destinos de la región, y eso está atrayendo turistas, argumentó.

Sin embargo, el presidente de la Cámara Nicaragüense de la Pequeña y Mediana Industria Turística, Cantur, Leonardo Torres destacó que en la zona hay que trabajar más para mejorar su infraestructura.

“En Corn Island, por ejemplo no hay un centro de Salud lo suficientemente equipado para atender a un turista que se enferme, igual a los locales; estamos viendo, tras la reciente Octava Convención del Turismo, cómo llevamos la petición al Ministerio de Salud, y en esto vamos a requerir apoyo institucional”, explicó.

A lo anterior suma el “indebido” manejo del recurso agua y la falta de un medio de transporte terrestre, que permita movilizar a los pasajeros en menos de cinco horas a Corn Island.

El vicepresidente de la Comisión de Turismo de la Asamblea Nacional, Nasser Silvany, destacó: “Nos preocupa que a Corn Island le pase como a la Isla de San Andrés donde todo es importado, y caro; entonces, vamos a ver cómo los apoyamos en hacerlo un destino más factible para todo el mundo, aunque la meta no es la de generar un turismo masivo, sino un turismo que les permita desarrollarse y mejorar su calidad de vida”.

De ahí que para Rivas, coordinadora de la OMT en Centroamérica, la atracción del turista que aprecia el turismo sostenible sea la opción.

Este turista, aparte de valorar la oferta, está dispuesto a pagar más por lo que observa y lo entretiene, según dejó entrever la experta.

El empresario Miguel Romero, de la Cámara Nacional de Turismo, Canatur, indicó que la gente que visita la zona son precisamente los que están más comprometidos con el concepto de sostenibilidad turística.

Caribe tiene su marca

El director de Promoción y Mercadeo del Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, Julio Videa destacó que Corn Island figura entre los destinos prioritarios.

“La isla, por ejemplo, tiene más atención a nivel mundial, en parte por los dos reality show que hemos desarrollado en la zona. Como Intur la estamos promocionando con la marca Caribe, insistiendo en la autenticidad de Corn Island y en su cultura.

El presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística, Canimet, Donald Porras insistió en que “en Corn Island hay deficiencias en ese sentido, así es que hay que hacer más capacitaciones a todos los prestadores de servicios turísticos y nosotros vamos a apoyar en eso”, adelantó.