•  |
  •  |
  • END

Mientras las importaciones de frijoles anunciadas por el Gobierno no llegan a Nicaragua, la escasez del grano rojo sigue causando estragos en el bolsillo de los nicaragüenses por el precio del producto que no logra una estabilización.

En tanto, representantes de la dirección general de la Corporación Municipal de Mercados de Managua, Commema, recomendaron a los consumidores no comprar el grano para evitar el acaparamiento de los comerciantes.

Hace tres semanas autoridades del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, y del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, informaron sobre la próxima importación de frijoles proveniente de Estados Unidos y China.

Sin embargo, el grano no ha llegado al país, y mientras tanto, el precio va en aumento. En las últimas tres semanas el costo de la libra de frijoles al consumidor pasó de 12 a 22 córdobas y su tendencia es alcista.

A pesar de reconocer la escasez del mismo, a criterio del diputado sandinista Douglas Alemán el precio de los frijoles no debería encontrarse con ese valor.

“Efectivamente hay escasez de frijoles y no lo podemos negar, sólo en plantaciones tuvimos una pérdida de entre el 20 y 30% en las siembras.

En la cosecha del grano hemos tenido pérdidas que oscilan en 50%, debido a las incesantes lluvias que no permitieron a lo largo de cuatro meses que se secara el grano”, explicó.

Aunque las pérdidas son notorias, Alemán consideró que existe una fuerte especulación por parte de los comerciantes en el precio de los frijoles, por lo que hizo un llamado a la Dirección de Defensa del Consumidor a intervenir en la situación.

Esperan importación del grano
Con relación a las importaciones del mismo, el diputado señaló que espera que la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos, Enabás la inicie en el menor tiempo posible.

“Espero que finalmente lo logren (importar) porque demasiado tiempo ha pasado; nosotros como productores alertamos a Enabás desde mediados de septiembre que la situación era grave en cuanto a la cosecha, y que era necesario importar frijoles”, refirió.

Con respecto a las exportaciones de frijoles nicaragüenses hacia El Salvador, el diputado Freddy Torres, del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, estimó que dichas exportaciones se realizan en medio de la escasez del producto en el mercado nacional.

Para Torres, el Estado debe tener la capacidad de almacenamiento suficiente para equilibrar los precios, e implementar los mecanismos necesarios con el fin de evitar la especulación.

Por su parte, el gerente general del Centro de Exportaciones e Inversiones de Nicaragua, CEI, Roberto Brenes sostuvo ayer que en este momento están “estancadas” las ventas externas por la escasez del grano a nivel local.

Las exportaciones hasta septiembre de 2010 mantienen un crecimiento del 11.3%, cifra que no podría ser sostenida, según los agentes vinculados a las exportaciones, si se mantiene la escasez del producto a nivel local.

Brenes refirió que no hay exportaciones, lo que fue corroborado por el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, Apen, Enrique Zamora quien aseguró que no están vendiendo el producto a ningún mercado.

En esta semana, sin embargo, el Gobierno de El Salvador informó que en dos semanas importarán 25 mil quintales de frijoles nica.

Brenes indicó que lo que están requiriendo es que se importe frijoles a Nicaragua para reducir el desabastecimiento del alimento a nivel interno.

“La escasez es un tema que preocupa mucho y hay que buscar cómo resolverla. También nos preocupa el hecho de que Nicaragua es vista como el granero de Centroamérica, es decir todos esperan importar granos de Nicaragua, y si descuidamos nuestros mercados es posible que busquen otras alternativas”, advirtió.

En ese contexto enfatizó: “Lo que vemos viable y debemos hacer es primero, una importación temporal de frijoles para paliar las necesidades locales, y luego continuar con nuestras exportaciones para mantener nuestros mercados; tenemos que generar confianza”, dijo.

“Hay que hacer esfuerzo como país, como negociantes, como productores para importar y seguir produciendo. Esto implica varias acciones y una de éstas es el aumentar áreas de siembra en postrera en lo que resta del ciclo, aunque los productores deberán evaluar sus riesgos y capacidades”.

Exportaciones con “leve” aumento
De enero a septiembre de 2010 las ventas de frijoles hacia el exterior se cuantifican en 59.9 millones de dólares, mientras entre enero y septiembre de 2009 se registraron en 53.8 millones de dólares.