• |
  • |
  • END

Las expectativas de crecimiento del sector de la industria textil en Nicaragua y América Central son favorables para lo que resta de 2010, afirma el experto del sector Dean García, representante de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección, sin embargo, expresó su preocupación respecto de los resultados que el sector pueda obtener en 2011.

García participó en el reciente Foro Textil Forotex 2010, realizado en San Salvador, donde se afirmó que este sector industrial centroamericano está en proceso de recuperarse, luego del impacto de la crisis económica global y los vaivenes que aún presenta.

De acuerdo con Dean García, las condiciones son favorables para el sector en este año por cuanto se mejoró el poder adquisitivo del mercado de Estados Unidos y considera que sólo las exportaciones nicaragüenses llegarían a unos 940 millones de dólares en productos textiles.

A la par manifestó que este mismo año se estarían alcanzando en la industria, a lo interno de Nicaragua, un total de 70 mil puestos de trabajo, pero explicó que dos eventos convergentes podrían ensombrecer los resultados para el próximo año.

Esos dos eventos en convergencia podrían afectar el consumo de Estados Unidos. El primero de estos dos problemas es que “parece ser que el crecimiento de la economía de Estados Unidos se está desacelerando y puede entrar en estancamiento, pero hay otra cosa, y es que por causa de abundantes lluvias en Pakistán y la India, el precio del algodón se está incrementando.

García destacó que por el aumento del precio de la fibra puede haber mayores restricciones al consumo de mercado y en ese sentido, las expectativas de la industria textil y de la confección son más bien conservadoras, en cuanto a reducir el ritmo de crecimiento que el sector ha traído.

Crecimiento del sector

El sector textil y de la confección ha crecido este año en términos de un 14 a un 15% con relación al año anterior, pero el escenario que se presenta induce a pensar a los conocedores que para 2011 la tasa de crecimiento del sector será de un cinco o seis por ciento, por lo tanto apenas sí se estaría llegando en producción y exportación de piezas de vestir a rozar los mil millones de dólares.

El peor de los escenarios, explicó García, sería que también el sector textil y de confección de Nicaragua entre en un proceso de estancamiento, que no crezca más allá de una producción exportable de 940 millones en 2011, que es la cifra que se prevé alcanzará este año.

“Está difícil el crecimiento del sector y únicamente se puede realizar a punta de ampliaciones, pero a la par estamos tratando de entrar al mercado europeo de prendas de vestir para elevar los índices de un crecimiento moderado”, explicó García.

De hecho la lenta recuperación de la economía de Estados Unidos, el mejor mercado para la producción textilera de Nicaragua, imprime poca velocidad al crecimiento del sector, que se prevé crecerá alrededor de un 14 a 15% con relación al 2009.

En la primera mitad de 2010, el valor de las exportaciones de textiles nicaragüenses hacia Estados Unidos, alcanzó los 461 millones de dólares, superior en un 12.8% con respecto a las compras realizadas por ese país a junio de 2009, periodo en el cual se alcanzó un total de 408.8 millones de dólares en ventas a esa nación.