•  |
  •  |
  • END

Redacción Central

El ritmo de crecimiento de la inflación a nivel centroamericano, incluyendo a Nicaragua, se desaceleró a partir del segundo trimestre de 2010, alcanzando un valor global de 4.9% en junio pasado, ubicándose entre el rango de 4.2% a 5.6%, establecido recientemente por los Bancos Centrales del istmo.

De acuerdo al estudio realizado por los Bancos Centrales de la región, cuyos presidentes se reunieron recientemente, la desaceleración del ritmo inflacionario regional se muestra en la variación de la inflación interanual del índice de precios al consumidor regional. La inflación para Nicaragua, de acuerdo al Banco Central, puede arribar a un siete por ciento.

De hecho en la variación interanual, en particular, en junio de este año ocurrió una reducción de la inflación de 0.6 puntos porcentuales, en virtud de lo cual, las autoridades monetarias de la región tomaron la decisión de dejar inalterada la tasa de política monetaria desde octubre de 2009.

La mayoría de los bancos centrales justificaron la fijación de su política a la percepción de que la inflación ha estado bajo control, lo que además se corresponde con la orientación de la política monetaria de los principales socios comerciales extrarregionales de los países del istmo.

Según afirma un informe de los presidentes de los Bancos Centrales, el mantenimiento de esos niveles es considerado como la contribución de la política monetaria a la consolidación de la recuperación económica regional, sin que ello signifique haber perdido la perspectiva de mediano plazo de estabilidad macroeconómica a través del control de la inflación.

En particular, la inflación del área ha estado ligada a la de los Estados Unidos –como principal socio comercial– y se ha venido reduciendo desde enero de 2010, cuyo ritmo inflacionario se ubicó en un uno por ciento para junio de 2010, después de haber alcanzado un máximo de 2.7% en diciembre de 2009.

Precios de commodities

Por otra parte, los precios de los commodities importados por la región suavizaron su tendencia ascendente de mediano plazo e incluso hay algunas muestras de una ligera disminución, por lo que desde esa perspectiva, no se perciben amenazas inflacionarias, explica el comunicado.

De acuerdo con una evaluación de los factores internos y externos que inciden sobre el comportamiento inflacionario y que forman parte del balance de riesgos de inflación de los países miembros del área, según el informe, se deduce que existen altas probabilidades de que la inflación de final de período en 2010, se ubique en el rango definido por las autoridades monetarias de entre 4.2% y 5.6%.

Una explicación revela que pese a todo, la actividad productiva medida por la variación interanual del índice mensual de actividad económica regional, Imaer, continúa dando muestras de una importante recuperación motivada por factores vinculados con la demanda externa, así como otros de origen interno, relacionados con el gasto público, el consumo y la inversión.

De hecho las perspectivas regionales de crecimiento económico regional se estiman en 3.5% para finales de 2010, relacionado con el crecimiento económico mundial que el Fondo Monetario Internacional calcula en 4.6% para 2010. En lo que atañe a los socios comerciales de Centroamérica y República Dominicana, los Estados Unidos podría tener un crecimiento de 3.3% y para la Zona Euro de 1.0% en 2010.