•   Managua (EFE)  |
  •  |
  •  |
  • END

La Unión Europea (UE), bancos de desarrollo y organismos financieros multilaterales concederán a Nicaragua 380 millones de dólares para ser invertidos en proyectos de electrificación rural, informó ayer una fuente comunitaria.

El jefe de la delegación de la Comisión Europea (CE) para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein, anunció en una rueda de prensa en Managua que la UE donará 7 millones de euros (9,8 millones de dólares) para la electrificación rural en Nicaragua, como parte del programa La Facilidad de Inversión en América Latina (LAIF).

“Esto (donación) va a causar una serie de préstamos (a Nicaragua) de parte del Banco Europeo de Inversiones, Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Centroamericano de Integración Económica, Fondo Nórdico y otros bancos de desarrollo, para un total de unos 380 millones de dólares”, precisó el diplomático europeo.

La fuente dijo que ese acuerdo se firmará posiblemente el 25 de octubre, en Uruguay, durante un seminario sobre LAIF, cuyo objetivo es fomentar inversiones en los gobiernos de América Latina para financiar infraestructuras claves para el desarrollo tecnológico. Si estamos listos vamos a firmarlo en esta ocasión, si no en los próximos días”, agregó.

Nicaragua se ha propuesto ampliar la cobertura de electrificación rural del 65 al 85% hasta 2014, ampliar la red de distribución, normalizar el servicio en asentamientos y construir nuevas redes en el país.

Goldstein aclaró que la entrega de ese donativo no significa que la UE haya destrabado la ayuda que otorga a Nicaragua para apoyo al presupuesto, que es de libre disponibilidad, y fue suspendida tras los comicios municipales de 2008, ganadas ampliamente por los sandinistas y denunciados como “fraudulentos” por la oposición.

“Solamente les puedo decir que sigue suspendido esta parte del apoyo presupuestario, pero estamos dialogando con el Gobierno para ver en qué medida se puede superar este problema”, señaló. Aseguró que existe voluntad de la UE para destrabar esa ayuda, “pero necesitamos un acuerdo entre ambas partes, obviamente”, dijo.