• |
  • |
  • END

La factura de las importaciones petrolera centroamericanas ascendió a 7.467,6 millones de dólares, o sea que aumentaron un 5.4% en 2009 con respecto al año anterior, lo que asegura la Comisión Económica para América Latina, CEPAL, es un 14.5% del valor de las exportaciones de bienes y servicios de la región en el mismo período.

Estas cifras son reflejadas en el documento “Centroamérica: estadísticas de hidrocarburos, 2009”, que fue preparado por la Unidad de Energía y Recursos Naturales de la Sede Subregional de la CEPAL en México.

El informe contiene las estadísticas de la industria petrolera de los países centroamericanos, e incluye datos sobre el valor de las importaciones y precios; los balances de petróleo y derivados; el consumo interno de derivados del aceite; la procedencia de las importaciones y la capacidad de almacenamiento y, finalmente, la estructura de los mercados.

De acuerdo con las cifras, durante 2009 se importaron 112,9 millones de barriles, de los cuales 87% correspondieron a productos derivados del petróleo y el 13% restante correspondió a importaciones de petróleo crudo.

Según los datos, la factura petrolera de 2009 fue de 34% y 13% inferior a las de 2008 y 2007, respectivamente, lo que guarda concordancia con el comportamiento del mercado petrolero internacional que en 2008 alcanzó los valores más altos, luego de un período de seis años de fuertes alzas.

Los precios de 2009 correspondieron al promedio de los presentados en los años 2005 y 2006, destaca el organismo de las Naciones Unidas, especializado en la economía latinoamericana, el que a la vez destaca la habilidad de la estatal petrolera costarricense, Recope, de obtener los precios más bajos de importación de los derivados del petróleo en relación al resto de las naciones del área.

Aumento leve en el consumo de Nicaragua

A la par destaca que la costarricense Recope ha obtenido también los precios más bajos por producto, salvo en las gasolinas Premium, que en Honduras registran el precio más favorable.

El consumo regional de derivados del petróleo alcanzó los 106,2 millones de barriles y a nivel de país, Guatemala presentó el mayor aumento en el consumo, 12,8%, seguido por Panamá 3,1%.

Entre tanto, El Salvador subió el consumo un 1,7% y Nicaragua 0,5% , mientras que Honduras y Costa Rica disminuyeron su consumo en 5,7% y 3,5%, respectivamente.

El documento destaca que en 2009 ingresaron dos nuevos agentes que realizan operaciones de importación y distribución de hidrocarburos en el istmo, lo que se suma a la venta de los activos de una multinacional a una empresa hondureña.

Con estos movimientos se consolida la tendencia de reducción de la participación de las grandes transnacionales en el mercado petrolero centroamericano.