•  |
  •  |
  • END

La Unión Europea es para América Central y Panamá el tercer socio comercial en importancia en el mundo, con un flujo comercial a cifras de 2009 y sin el valor de la maquila, calculado en aproximadamente 12 mil 500 millones de dólares, lo que se iría aumentando paulatinamente al entrar en vigencia el acuerdo de asociación entre ambas regiones.

Klara Kanska, encargada de temas comerciales de la Unión Europea en Nicaragua, y especialista en Derecho Comunitario, recordó la parte comercial del Acuerdo de Asociación entre América Central y la Unión Europea, que dará inicio en 2011.

Las negociaciones del Acuerdo de Libre Comercio concluyeron el 17 de mayo de 2009 en Madrid, luego que los europeos rebajaran sustancialmente las expectativas sobre sus exportaciones lácteas hacia América Central.

De acuerdo a la distribución del comercio, Estados Unidos es aún el principal socio comercial de América Central, ocupando el 35% del total del intercambio en bienes y servicios, el comercio intra-regional es el segundo mercado en importancia con un 19%; en tanto, que las naciones de la Unión Europea cubren el 9%.

Según las cifras del intercambio comercial entre ambas zonas del mundo, señalan que las compras centroamericanas en las naciones de la Unión Europea fueron valoradas en 2009, más de nueve mil millones de dólares, en tanto que las ventas a esa región del mundo alcanzan un valor de poco más de seis mil millones de dólares. Esas cifras toman en cuenta las compras y ventas de Panamá.

Sacando datos de nación por nación, Costa Rica es el país que más exporta hacia la Unión Europea, con un total de mil 524 millones de dólares; Panamá es el segundo que más coloca mercancías en esa región del mundo, con un valor total de 680 millones de dólares y Honduras en tercer lugar con 502 millones de dólares.

A la zaga

Guatemala está en cuarto lugar con 307 millones de dólares, El Salvador en quinto con 212 millones de dólares y Nicaragua, en último lugar con 178 millones de dólares. De hecho, Costa Rica exporta casi 10 veces más que Nicaragua a la Unión Europea.

De acuerdo con las cifras, señala el informe de la encargada de Asuntos Comerciales de la delegación de la UE, es necesario aumentar la capacidad exportadora y el valor de las exportaciones hacia Europa de países como Nicaragua y El Salvador, y así reducir las desigualdades a lo interno de América Central.

Las cifras destacan las grandes asimetrías que a lo interno de Centroamérica subsisten, pero además el estudio revela que Nicaragua, que en valor ocupa el último lugar en exportaciones hacia las naciones miembros de la Unión Europea, a la par concentra sus principales colocaciones en el exterior en muy pocos productos, unas cuatro en total.

En esos cuatro rubros: café; camarones y colas de langosta, etanol y maní se alcanza un valor de exportación de 158 millones de dólares, pero el total de lo exportado a las naciones de la UE es 178 millones de dólares.

La diferencia de 20 millones de dólares es por exportaciones de alcoholes acíclicos, ron, okra, musgo para adornos, cacao en grano, ajonjolí, cigarros, guayabas y mangos y miel.

En ese sentido, de acuerdo a la experta, Nicaragua requiere realizar exportaciones con mayor valor agregado, diversificar sus envíos hacia Europa.

Destaca que la firma e implementación del Acuerdo de Asociación es una nueva oportunidad para mejorar la oferta exportable.

El año de mayor valor de las exportaciones de Nicaragua hacia la Unión Europea fue 2008, cuando sus colocaciones en ese mercado alcanzaron un total de 207.6 millones de dólares, mientras que en 2009 bajaron hasta los 178 millones de dólares.