•   GRANADA  |
  •  |
  •  |
  • END

Al Consejo Superior  de la Empresa Privada, Cosep, le preocupa que los diputados de la Asamblea Nacional puedan repetir errores como los que cometieron con la Ley de Moratoria, ahora que nuevamente  se está reactivando en el plenario la discusión y aprobación sobre la reforma a la Ley de Tarjetas de Crédito.

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri manifestó que las intervenciones de los legisladores han causado graves daños a la economía del país, y agregó: “Ojalá que no veamos a la Asamblea Nacional cometer el error que cometió con la Ley de Moratoria o queriendo intervenir en el mercado”.

El error de inmiscuirse en el mercado está siendo pagado por miles de productores, “sobre todo porque estamos dejando de percibir 55 millones de dólares este año, por esa intervención de los diputados de la Asamblea Nacional”, dijo.

En este tema que considera sumamente sensible, Aguerri recomendó prestar atención a la reciente normativa emitida por la Superintendencia de Bancos y Otras Entidades Financieras, Siboif, para regular el uso de las tarjetas. También externó que les preocupa la raquítica partida que pretenden destinar a obras de inversión pública dentro del Presupuesto General de la República de 2011.

Aguerri explicó que presentaron su preocupación, debido a que el Ministerio de Transporte es una de las entidades que tiene la mayor reducción en cuanto al presupuesto y, “obviamente, nos preocupa la débil infraestructura de los caminos de penetración.

Ahora mismo la comunidad gremial de Granada nos ha hablado de los problemas surgidos a causa del pésimo estado del camino a Malacatoya, una zona importante por su producción de arroz”, resaltó el directivo.

Encuentro en Granada

Las declaraciones las brindó durante una sesión extraordinaria efectuada en la ciudad colonial, como parte de un compromiso que asumieron con sectores  turísticos, productivos y comerciales del interior del país para conocer sus experiencias.

En el caso de Granada, escucharon planteamientos acerca del crecimiento desordenado del comercio, la competencia desleal entre los negocios, la falta de protección a los niños y adolescentes que deambulan por las calles y la limpieza de la ciudad, entre otros  aspectos.