•  |
  •  |
  • END

La reducción gradual de las donaciones por parte de los países cooperantes tradicionales y la dependencia de Nicaragua de la cooperación venezolana, incidirán en el aumento de la deuda externa, afirmó el economista René Vallecillo.

De acuerdo a la información del Banco Central de Nicaragua, BCN, el monto total desembolsado de Cooperación Externa Oficial al Sector Publico en el primer semestre de 2010 alcanzó un monto de 137.4 millones de dólares, experimentando una reducción de 88.1 millones de dólares con relación a los 225.5 millones desembolsados en igual período del año pasado.

Esto equivale a una disminución de 39.07% en el monto total de los recursos desembolsados.

Para el economista Adolfo Acevedo, las donaciones desembolsadas por el Gobierno Central experimentaron una reducción absoluta de 15.4 millones, para una reducción porcentual del 27.55%.

“Aunque los desembolsos de recursos atados a la ejecución de proyectos se han reducido en 26.5%, debe tenerse en cuenta que medido en dólares, el Programa de Inversión Pública para 2010 es 10% inferior al de 2010, y que en el II semestre suele producirse mayor ejecución que en el los primeros seis meses, así que quizá a fin de año la reducción en los desembolsos de recursos atados no sea tan pronunciada”, consideró.

Apoyo presupuestario también baja

Asimismo, los recursos líquidos o de apoyo presupuestario para la balanza de pagos del sector público durante el primer semestre de 2010, disminuyeron 38.7 millones de dólares.

“Este año los desembolsos de recursos líquidos o de apoyo presupuestario general y a la balanza de pagos serán inferiores a los de 2009, debido a que no habrá desembolso de apoyo presupuestario del Banco Mundial, ya que los 10 millones de dólares de la Federación Rusa para 2010 no compensan los 15 millones que la Unión Europea desembolsó en 2009, pero este año no”, refirió.

Por su parte, Vallecillo apuntó que el cambio estructural en la cooperación reflejada en la disminución de donaciones y el incremento en los préstamos responde a factores externos e internos.

Vallecillo argumentó que la crisis económica a nivel mundial obligó a los países a redefinir sus políticas de cooperación, hacer reajustes en sus mecanismos de donaciones, e incluso restringir las mismas, de acuerdo a las necesidades de sus propias economías.

También señaló que como factor interno, está el actuar del Gobierno nicaragüense con los países donantes.

“En los últimos años, Nicaragua no ha tenido buena relación con la cooperación tradicional, por lo que se ha tenido que buscar otras fuentes de financiamiento, como es el caso de Venezuela”, agregó.

“¿Hasta cuándo ayuda venezolana?”

Vallecillo destacó que el problema de la cooperación venezolana es que se está creando una dependencia de ayuda que tiene un espíritu partidario.

“No sabemos si Venezuela seguirá ayudando a Nicaragua si no está Ortega como presidente, o viceversa, si Hugo Chávez no está como presidente seguirán fluyendo las donaciones o préstamos desde ese país?, lo que me temo es que se está creando una gran deuda externa. La verdad es que no sabemos hasta cuándo seguirá viniendo la ayuda venezolana”, cuestionó Vallecillo.

Los flujos de la cooperación venezolana durante el primer semestre de 2010 ascendieron a 351 millones de dólares, de los cuales 333 millones fueron bajo el marco de la ayuda establecida en el Acuerdo de Cooperación Energética Petrocaribe y los restantes 18 millones de dólares en forma de inversión extranjera.

La cooperación ingresada fue de 68 millones de dólares, mayores que la registrada en parte ligada a los mayores volúmenes y precios de importaciones de petróleo y derivados de este año.