•  |
  •  |
  • END

Los precios en los productos de la canasta básica seguirán en aumento, y a los consumidores locales sólo les queda afrontarlos. Aunque de acuerdo con expertos en el tema se trata de un alza estacional.

El economista Néstor Avendaño adelantó que al término de 2010 se prevé una inflación acumulada de hasta un 8.76%, es decir, un alza de ese nivel en los precios considerando el período que va de enero a diciembre del presente año. Si eso ocurre, el país mantendría su posición como la Nación con la más alta inflación en Centroamérica.

Entre tanto el economista Francisco Mayorga dijo que el indicador se moverá entre el 7% y 8% a diciembre de 2010, con lo cual Nicaragua estará en una posición similar respecto al resto de países centroamericanos.

La previsión oficial en el indicador a nivel local es del 7% a diciembre del año en curso. Sin embargo, a octubre del presente año éste alcanza el 6.88% empujado, de acuerdo con Avendaño, por factores “extra-económicos”. Es decir “a los fenómenos climáticos (lluvias) que se presentaron de agosto a octubre (que indujeron a pérdidas en los cultivos y conllevaron alzas en rubros como los frijoles rojos)”, explicó.

Avendaño aclaró que el alza descrita no es de origen monetario “ya que la política monetaria ha sido bien manejada por el presidente del Banco Central (Antenor Rosales), las emisiones de dinero han sido manejadas de manera bien responsable”, argumentó.

Es “manejable”

Mayorga coincidió con Avendaño, y expuso que las alzas registradas, “tienen que ver con la particularidades en algunos rubros como es el caso del petróleo y productos agrícolas… la economía en Nicaragua es saludable”, recalcó.

Tanto Avendaño como Mayorga concordaron en que la inflación en 2010 es “manejable”.

Mayorga planteó: “Tenemos una inflación subyacente en el país, por así decirlo, del 5% anualmente, porque nuestra economía es altamente dolarizada, indexada al deslizamiento del dólar, entones la verdadera inflación nuestra es lo que es arriba de ese 5% (o sea de un 2% a 3%) en este caso hablamos de una cosa muy modesta”, apuntó.

Sin embargo, Avendaño recomendó a los consumidores “restringir” gastos que no son básicos para garantizar los alimentos del mes en lo que resta del año.

Los ajustes salariales

Avendaño manifestó que los ingresos monetarios no están subiendo debido a los mismos “factores extra económicos”.

De acuerdo con el especialista hasta junio del 2010 el salario promedio nacional, en el sector privado y público, es de 6,343 córdobas al mes. “Lo que permite cubrir la Canasta Básica (oficial) en un 72%”, expuso Avendaño. A junio de 2009, el salario promedio nacional era de 5, 900 córdobas al mes. “De modo que ha habido un incremento del 4.23% en el sueldo a junio de 2010 que va de la mano con la inflación interanual registrada hasta junio del mismo año”, destacó el economista.

Sin embargo, la canasta básica oficial incluye precios por debajo de los que realmente se mueven en el mercado nacional, de acuerdo a sondeos de EL NUEVO DIARIO que han indicado un costo total en los productos básicos del hogar por encima de los 10 mil córdobas.

En tanto, que la Fundación Internacional para el Desafío Global, Fideg, calcula el valor de la canasta en 8,785 córdobas.

El Instituto Nacional de Información de Desarrollo, Inide, hasta septiembre refiere que la canasta tiene un valor de 8,718 córdobas. De está cifra más 5,327 córdobas corresponde al valor de alimentos. A septiembre de 2009, la canasta se contabilizaba en 8,328 córdobas, y de ese monto 5,056 correspondió al costo en alimentos.

EL NUEVO DIARIO intentó conocer la posición de líderes sindicales al respecto, pero no fue posible localizarlos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus