•  |
  •  |
  • END

La zafra azucarera 2010-2011 comenzó oficialmente ayer; sin embargo, los cortes de caña dieron inicio desde la semana pasada, pero la Comisión Nacional de Productores de Azúcar, CNPA, no tiene aún proyecciones claras de los resultados que tendrán de la temporada.

La situación fue reconocida por el gerente general de la CNPA, Mario Amador, al señalar que la temporada de lluvias provocó daños en los cultivos y la infraestructura interna de caminos, presas y puentes, y, además, los ingenios gastaron mucho dinero para evitar mayores daños en los campos.

Pese a todo, Amador considera que probablemente en la presente zafra los distintos ingenios sacarán unos 12 millones de quintales de azúcar, similar o un poquito más menos que el año pasado.

Amador insistió en que “todavía no estamos muy claros del comportamiento de la caña, sobre todo al final de zafra, porque dijo que las plantas jóvenes sufrieron más estrés por las lluvias que las que rebrotaron en los campos al final de la pasada temporada de corte, y a estas alturas tienen mayor tamaño y por lo tanto, resistió más el agua y logró acumular más azúcar.

Para Amador, el rendimiento en azúcar puede ser un poco más bajo y el volumen de producción un poco menos y ser además una zafra más cara, pero advirtió que se estará claro de todo esto hasta en febrero, mientras tanto hay que reconstruir caminos externos, represas y puentes.

El Gerente de la CNPA dijo que la venta de la zafra de este año ya se realizó y que puede andar en 21 ó 22 dólares por quintal del dulce, añadiendo que probablemente este año se tendrá que contratar a más cortadores, aproximadamente unos 120 mil, debido a que el nivel de humedad de la tierra impide la entrada de la maquinaria.