•  |
  •  |
  • END

Alrededor de 700 millones de dólares han financiado el Banco Interamericano de Desarrollo, BID y el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, para los proyectos del sector energético previstos por el Ministerio de Energía y Minas, MEM, Empresa Nicaragüense de Electricidad, Enel y la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel, destinado a mejorar la calidad del servicio eléctrico.

Ernesto Martínez Tiffer, Presidente Ejecutivo de Enel, explicó que entre los proyectos está la planta hidroeléctrica “Larreynaga”, de 17 megavatios de generación, a un costo de 62 millones de dólares. El período de construcción será de aproximadamente dos años.

También se incluye el proyecto de rehabilitación y modernización de las plantas Centroamérica y “Carlos Fonseca”, además de la construcción de un “bypass” para pasar las aguas del lago Apanás al río Viejo.

Martínez Tiffer aseveró que comparten proyectos con Enatrel, como el Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable, Pneser, el cual tiene un presupuesto de 7 millones de dólares.

Otra iniciativa es la reforestación de la cuenca del lago de Apanás, a un costo de 5 millones de dólares.

Enfatizó que parte de las donaciones del BCIE han permitido agilizar las obras como La Sirena, valorada en 750 mil dólares, y la planta El Barro, a un costo de 730 mil dólares, lo que significa que para Enel el financiamiento total es de 120 millones de dólares.

Mejorará sistema instalado

El presidente ejecutivo de Enatrel, Salvador Mansell, señaló que gracias al apoyo brindado por estas instituciones, podrán mejorar el sistema existente.

El apoyo va también al reforzamiento del Sistema de Interconectado Regional, además de aumentar la electrificación del 85% del país, como la ampliación de la transmisión nacional, que equivale a un aproximado de 150 millones de dólares.

Por su parte, Emilio Rappaccioli, Presidente del MEM, connotó que el proyecto más caro es Tumarín, actualmente en negociación.

Afirmó que cuenta con el financiamiento del BCIE y el Banco Bandex de Brasil, cuyo socio principal es Electrobras, una empresa brasileña y Queiroz Galvao.

“Electrobras es una de las empresas más grandes del mundo. Tiene alrededor de 50 mil megavatios en plantas hidroeléctricas. Además, está Queiroz Galvao. Éstos son los principales socios de Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua, que está desarrollando Tumarín, lo que en los próximos meses éstos van a dar el 10% de asignación social para Enel, sin ningún costo para el Estado”, añadió.

La inversión de Tumarín es de casi 900 millones de dólares, a ejecutarse en los próximos cuatro años y medio.

Asimismo, indicó que proyectos como Hidropantasma, iniciativa que genera 12 megavatios, con financiamiento de 40 millones por el BCIE. Otra es “San Jacinto Tizate”, con 36 megavatios. Entre ambas la inversión será de 190 millones de dólares.