Amparo Aguilera
  •  |
  •  |
  • END

El Gobierno proyecta cubrir a 57 mil pequeños productores con semilla mejorada el próximo año, lo cual implicará un incremento en esa cobertura de hasta un 25%, según adelantó la directora general del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria, INTA, Eva Acevedo, tras participar en el Taller Regional de Semilla Mejorada que concluyó ayer en Managua.

Acevedo aseguró que tras asumir el Gobierno sandinista el país duplicó las áreas de siembra y la cobertura de productores con semilla mejorada, ya que en gobiernos anteriores sólo entregaban, en el segmento, a un 10% ó 12% la semilla descrita.

“Nosotros en cambio nos dispusimos a priorizarlos impulsando la producción con esa semilla de alta calidad genética y sanitaria”, subrayó.

De acuerdo a estimaciones oficiales, a nivel local se cuantifican 300 mil pequeños y medianos productores, de modo que si se consideran los datos del INTA, a la fecha han cubierto entre 60 mil y 72 mil agricultores en esa iniciativa.

La Directora General recordó que entre las ventajas de la semilla mejorada, está su resistencia a las enfermedades y su alta productividad. “Por ejemplo, una manzana que se produce con frijoles criollos da nueve quintales, pero si lo haces con semilla mejorada te da hasta 12 y 20 quintales, según la zona”, explicó.

Iniciativa agrícola integral

El representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, en Nicaragua, Gero Vaagt, indicó que, en ese contexto están llevando a cabo un mecanismo idéntico en Nicaragua, Guatemala y Honduras.

“Es un proyecto que implica una inversión de más de 25 millones de dólares, que concluirá entre junio y julio del próximo año”, dijo.

Ese programa cubre a 5,500 pequeños productores de diversas zonas del país a quienes se les da la semilla certificada. “Lo que queremos ahora es que se conozcan sus resultados, intercambiar conocimientos y darle sugerencias al Gobierno, porque uno de los problemas del país es la baja productividad”, explicó.

Acevedo al respecto manifestó que esa es una “buena” iniciativa porque incluso agrega el componente de postcosecha. Esto es limpieza en campo y almacenamiento de grano, entre otras cosas. “Lo que permite que ellos puedan ir vendiendo gradualmente el grano”, resaltó.