Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

El sector privado de Nicaragua requiere ser más agresivo en la búsqueda y diversificación de mercados y de productos, así como en darle mayor valor agregado a los mismos, a fin de que las empresas y el país puedan estabilizarse más rápido en el contexto de una crisis que no termina aún de superarse y de precios del petróleo que llevan una tendencia lenta al alza.

Al respecto, el economista Róger Cerda destaca que el alza del petróleo parece que continuará, porque sus compras se hacen en dólares y el Banco Central de Estados Unidos mantiene artificialmente bajo el precio del dólar, lo que conlleva a que los inversores busquen refugio de su dinero en materias primas como el crudo y el oro.

De acuerdo con el Doctor en Economía, el precio del dólar se mantiene bajo por una política monetaria irresponsable del Banco Federal de Reserva, que actualmente está lanzando un segundo paquete de 600 millones de millones de dólares como supuesto estímulo a la economía.

En ese sentido, dijo que el argumento de los funcionarios de la Reserva Federal es que mantienen bajo el precio del dólar para estimular las exportaciones de Estados Unidos y lanzan el nuevo paquete de “estímulos” para producir crecimiento; sin embargo, apuntó que lo están haciendo por medio del aumento en el consumo y no por la inversión pública que produzca el deseado crecimiento.

Para el doctor Cerda esta es una política Keynesiana mal entendida, porque el gran economista inglés John Maynard Keynes decía que hay producir crecimiento mediante la inversión pública y no dirigir los recursos al simple consumo.

Cerda añadió que había que aumentar el gasto público en inversiones no en consumo, y asegura que lo que se demostró es que la aplicación equivocada de la teoría keynesiana trajo como consecuencia, la única consecuencia es debilitar el dólar, lo que encarece el precio del petróleo y de los commodities, materias primas, y resta poder de compra a nuestras reservas internacionales.

Esta política ha producido debilitamiento del dólar para impulsar las exportaciones de Estados Unidos, pero no es gran exportador, más bien es un gran consumidor y lo que ha ocurrido es que se ha desatado una guerra de divisas, lo cual afecta a las economías de las naciones subdesarrolladas, restando poder de compra a las reservas internacionales.