•  |
  •  |
  • END

Nicaragua podría llegar fácilmente en los próximos dos o tres años a unos 14 millones de quintales de azúcar, y podría terminar duplicando la capacidad actual de producción del país, manifestó Mario Amador, Gerente General de la Comisión Nacional de Productores de Azúcar, CNPA.

Sin embargo, para Amador llegar a esa meta de duplicar la actual producción azucarera, implicaría incluir nuevos ingenios que se podrían desarrollar en la zona de León, Chinandega, en Managua, Estelí, Sébaco y en la Costa Caribe, y en ese sentido manifestó que Nicaragua tiene un potencial increíble de crecimiento en el sector agroindustrial.

“Podemos llegar a ser tan grandes como queramos, tomando en cuenta si tuvimos en algún tiempo fueron sembradas 350 mil manzanas de algodón, podríamos ahora dedicarlas a sembrarlas de algodón, de caña o de maní, que son productos extensivos en el uso de tierras”, apuntó Amador, al hablar para un medio televisivo.

De acuerdo al Gerente General de la CNPA, los planes del sector es llegar en dos años a 14 millones de quintales y estabilizar más o menos en eso los ingenios, porque para seguir creciendo más allá de eso tendríamos que hacer nuevas infraestructuras para evitar el costo del transporte.

Uno de los elementos de más incidencia en los costos de la producción de la caña de azúcar y del azúcar, es el costo del transporte, que tienen que ser llevadas seis millones de toneladas de caña de los campos hacia los ingenios y después transportar 500 mil toneladas de azúcar de los ingenios hasta los mercados de este producto.

Sin embargo, los precios del mercado internacional son crecientes desde hace dos años, han tenido un buen repunte, y la demanda mundial también.

Los precios en promedio han alcanzado lo 34 dólares por quintal de azúcar cruda, lo que revela también la posibilidad de seguir creciendo en materia productiva.

Crecimiento azucarero

Hace unos siete años, con los tratados de libre comercio con México, Canadá, Taiwán, Estados Unidos y Europa, comenzó el crecimiento del sector azucarero que sólo producía 7.5 millones de quintales del dulce, explicó Amador, quien dijo que a la par se comenzó a producir etanol, para lo cual destinaron dos millones de quintales de azúcar lo que promovió el crecimiento, hasta llegar a 12 millones de quintales, que es la producción actual.

Sobre la zafra actual, dijo que considera que será buena y con buenos precios al alcanzar unos 12 millones de quintales, en tanto que la producción de energía eléctrica por medio de biomasa, o sea quema de bagazo de caña o de eucalipto, inyectará al sistema interconectado unos 60 megavatios que generan los ingenios, después de usar la necesaria para la operación de las terminales azucareras.

Consideró Amador que en los próximos tres años la producción de energía de los ingenios azucareros aumentará de 60 a 65 megavatios y pasará alrededor de 50 a 60 días después de terminada la zafra.