•  |
  •  |
  • END

La cosecha de frijol de postrera estará fluyendo en los próximos días a los principales mercados del país, con lo cual se espera que los precios del alimento bajen de la línea de 23 y 21 córdobas la libra.

Al respecto Manuel Álvarez, de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua recordó que se perdió más en la temporada de primera que en la de postrera, de la cual se calcula que las pérdidas pueden andar por el orden de un 15%.

Recuerda el dirigente productor que en octubre no cayó la cantidad de lluvia que se esperaba y recordó que los primeros 14 días de octubre fueron secos, lo que considera ayudó a que no se perdiera tanto frijol y la salida de al menos un millón de quintales ayudará a bajar el precio en los mercados.

Destacó que a la vez la medida sanitaria tomada por el gobierno para dificultar la salida del frijol también debería estar ayudando a la reducción del precio del alimento, ya debería haber bajado algo. Recordó que en el mercado bajó alrededor de un córdoba, pero no lo considera suficiente.

Frijol importado nunca llegó

Por otra parte señaló que el frijol importado nunca llegó, no entró porque las pruebas que mandaron no satisfacían las exigencias de los consumidores nicaragüenses que prefieren el frijol rojo seda, pequeño.

El productor señaló que de acuerdo a datos oficiales, fueron sembradas 116 mil manzanas, de la cual se espera una producción de un pérdida de más de un millón de quintales.

Productores de Estelí afirman que a ellos se les perdió alrededor del 50% de la siembra, pero hay otros sitios del país en que fue mejor. De acuerdo al dirigente, seguramente el valor de frijol no ha bajado suficiente, porque en Managua hay comerciantes que tienen repletas sus bodegas de frijol, esperando retener la bajada de precio.

Calculan buena producción de apante

El dirigente productos afirma que lo que sacará de apuros es la producción de Apante, que deberá estar saliendo en febrero y debe durar todo el verano. Se presume que saldrán unos dos millones de quintales.

Con la salida de la producción de postrera se estaría comenzando a estabilizar la crisis en que se vio envuelto el país con la falta y encarecimiento del frijol rojo, cuya cosecha de primera se perdió en su mayor parte y del segundo período se considera que las pérdidas son de alrededor de un 15%.

De hecho en parte el frijol negro entró a sustituir un poco al rojo en la dieta del nicaragüense en estos meses pasados, tomando en cuenta incluso que es de precio menor. Sin embargo, durante este período se culpó a la empresa Enabás de no haber entrado en acción como acopiadora al mercado más rápidamente, lo que provocó que el valor de la libra de frijol subiera desde siete u ocho córdobas, hasta 23 o más.