•  |
  •  |
  • END

El conflicto armado por Costa Rica para intentar paralizar las obras de dragado del Río San Juan en territorio nicaragüense, está afectando ya el turismo transfronterizo, pese a los esfuerzos de los empresarios del sector, tanto nicaragüenses como costarricenses, que en días recién pasados se reunieron en San Carlos para abordar la situación.

Al respecto Leonardo Torres, Presidente de la Cámara Nicaragüense de la Pequeña y Mediana Industria Turística, Cantur, dijo que como efecto lógico del problema, los agremiados de la organización reportaron que las autoridades costarricenses están limitando el paso de turistas de ese país hacia Nicaragua.

De acuerdo con la información de Torres, antes de iniciado el problema las autoridades costarricenses expedían aproximadamente 100 permisos de paso vecinal hacia Nicaragua al día, pero ahora no pasan de 30 diarios y sólo dejan pasar a los turistas que portan pasaportes.

Sin embargo, los turistas costarricenses, que son habitantes de las localidades cercanas tienen por costumbre cruzar con permisos vecinales y esa medida está ya afectando las actividades que realizaban en Nicaragua los vecinos de ciudades y comunidades cercanas a la frontera nicaragüense.

Muchos de estos turistas pasaban la frontera para visitar los bares, restaurantes en sitios turísticos del lago de Nicaragua o el Río San Juan y algunos se quedaban en los hoteles, pero la disposición de las autoridades costarricenses amenaza con disminuir severamente el flujo de turistas.

Al respecto del tema, Leonardo Torres, recordó que para la reciente realización del Festival Acuático de Río San Juan se esperaba en San Carlos, registrados y confirmados, unos 700 turistas y sólo pudieron llegar 60 porque el director del puesto fronterizo de Los Chiles, según informaciones del lugar, puso limitaciones a que se pudiera mover hacia Nicaragua los costarricenses que no portaban pasaportes y que venían con permiso vecinal.

Cita entre tour operadores

Entre los que pudieron entrar estuvieron los 20 tour operadores que llegaron a San Carlos, transportados por la tour operadora Subset Tour, para reunirse con sus colegas de Nicaragua a fin de abordar el tema de las dificultades para trasladar turistas, debido a las restricciones impuestas por las autoridades del vecino país del sur.

Esta situación de restricciones de parte de las autoridades costarricenses ha traído cierto temor en los empresarios turísticos debido a que han venido haciendo inversiones en previsión del inicio de la temporada fuerte de turismo, que ya inició en este mes.

La gran campaña levantada por el gobierno costarricense en contra de Nicaragua, aunque está teniendo sus efectos nocivos, tampoco ha podido paralizar totalmente el ingreso de turistas costarricenses, europeo o estadounidenses hacia el interior del territorio nicaragüense.