•  |
  •  |
  • END

El economista Adolfo Acevedo advirtió ayer que hay una “doble presupuestación” en el Presupuesto General de la República 2011, tal como ocurrió en 2004, durante la administración del ex presidente Enrique Bolaños.

Acevedo, quien es uno de los más estudiosos en el tema, alertó que lo anterior se observa al comparar las cifras del balance del Gobierno acordado con el Fondo Monetario Internacional, FMI, y lo reflejado en el Presupuesto que aprobó el Parlamento de cara al año entrante.

La “diferencia” que allí asoma entre ambos balances, excluyendo el pago del bono salarial asciende al equivalente del 0.58% del Producto Interno Bruto, PIB, del país.

Esa cifra “corresponde a un monto de 869 millones de córdobas, en comparación al Proyecto de Presupuesto enviado a la Asamblea Nacional.

Esta diferencia surge, sobre todo, como resultado de pagos de amortización de la deuda interna inferiores a los registrados en el Proyecto de Presupuesto para 2011 por un monto de 792.6 millones de córdobas”, indicó.

“Esta vez, sin embargo, las diferencias no afectan al déficit presupuestario después de donaciones, el cual en ambos casos –en el balance acordado con el FMI y en el contemplado en el Proyecto de Presupuesto– equivale al 1.5 % del PIB”, explicó el experto.

“Recalcó que las diferencias en este caso se concentran principalmente, en el hecho de que en el balance acordado con el FMI, los pagos por amortización de la deuda interna son menores a los reflejados en el balance presupuestario sometido a la aprobación de la Asamblea Nacional, por un monto equivalente a un 0.53% del PIB, y en desembolsos de prestamos externos superiores, por un monto equivalente al 0.05% del PIB, para totalizar 0.58 puntos del PIB”.

En ese contexto, el economista sostuvo que es necesario que se explique “de manera transparente por qué razón difieren el monto de las transacciones del Gobierno Central en el balance acordado con el FMI y el enviado a la Asamblea Nacional y el destino de ese excedente”.

Más endeudamiento, según Acevedo

Recordó que la “doble presupuestación” es similar a la ocurrida en 2004. “En este caso, en el balance fiscal acordado con el FMI se reflejaba una cifra de ingresos tributarios mayor que la registrada en el Proyecto de Presupuesto General de la Republica para 2004”.

Acevedo apuntó, que en 2011 el gobierno aumentará su endeudamiento neto con el exterior en 3,143.1 millones de córdobas.

Precisó que subirá en un 71.8%, equivalentes a 2,256.5 millones de córdobas para financiar el déficit de donaciones que se origina por los pagos de intereses de la deuda pública, dos tercios de los cuales corresponden a los intereses de la deuda interna.

Crecerá además en un 28.2%, estimado en 886.6 millones de córdobas, para hacer frente a los vencimientos del principal de la deuda interna que no alcanzan a ser cubiertos por la emisión de nuevos títulos de deuda interna, a lo cual se le denomina “sustitución de deuda interna por deuda externa”.

 “En 2011, además, no habrá transferencias al Banco Central para apoyar la acumulación de reservas, porque no es necesario, de hecho existe un exceso de reservas. De manera que podemos afirmar que en 2011 el gobierno adquirirá nueva deuda neta con el exterior fundamentalmente para financiar directa o indirectamente parte de los pagos del principal, y el pago de los intereses, de la deuda interna”, resaltó.

La “presión” en 2011

El economista Adolfo Acevedo indicó que en 2011 la asignación de recursos presupuestarios está bajo la presión de dos grandes eventos que demandarán la mayor parte de los recursos disponibles: por un lado, el costo de las elecciones nacionales de 2011 y por otro, el incremento en el Servicio de la Deuda Pública.

Señaló que las donaciones a ser desembolsadas en 2011 se reducen en más de 200 millones de córdobas en comparación a las que serían desembolsadas en 2010, para un decrecimiento porcentual del -7%.

Mientras los desembolsos de préstamos disminuyen en 210 millones de córdobas aproximadamente, para una reducción porcentual de -4.9%. El único Préstamo líquido o de apoyo presupuestario seguiría siendo, según Acevedo, el del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, que se estima en aproximadamente 860 millones de córdobas para 2011.