•  |
  •  |
  • END

A casi 20 años de haber iniciado operaciones en Nicaragua, la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, JICA, canalizó al país ayuda técnica y donaciones por valor de unos 800 millones de dólares, según cifras del gobierno nicaragüense. Esta cooperación ha estado dirigida a distintas áreas, entre ellas, redes viales, salud, higiene, desarrollo agropecuario y rural, educación y mitigación de desastres.

Esa cooperación, para Takeo Ishikawa, representante residente del JICA, coloca a su país como la cuarta nación en apoyar los esfuerzos de desarrollo de Nicaragua, pero con una diferencia, que parte importante de ella es donada y la otra es cooperación técnica, tanto en el envío de voluntarios japoneses en distintas disciplinas, como en el otorgamiento de becas de especialización en el Japón.

Ishikawa, quien recientemente se entrevistó con Francisco Chamorro, director de EL NUEVO DIARIO, afirmó que en los últimos cuatro a cinco años, la cooperación de su país ha oscilado anualmente entre 35 y 40 millones de dólares, y delante de Japón solo se encuentran España, Estados Unidos y la Unión Europea, como cooperantes bilaterales. Como cooperantes multilaterales importantes para Nicaragua mencionó al Banco Interamericano de Desarrollo y al Banco Mundial.

El funcionario del JICA destacó que en la primera mitad de esta década Japón era el cooperante número uno para Nicaragua, después se redujo la cooperación, tomando en cuenta las crisis económica mundial y la crisis propia de la economía japonesa, sin embargo, por el tipo de ayuda considera que sigue siendo muy importante, dado que no se basa en préstamos, sino en donaciones y colaboración técnica.

La cooperación del Japón en parte importante ha sido dirigida a apoyar la rehabilitación vial, carreteras y puentes, pero, además, escuelas, hospitales y sistemas de agua potable; pero no sólo eso, porque la cooperación técnica ha tenido una importancia fundamental para trasladar conocimientos a los nicaragüenses en diferentes áreas.

Becarios al Japón

De acuerdo con el señor Ishikawa, anualmente el JICA está enviando al Japón a unos 40 nicaragüenses a especializarse en distintos temas, en cursos de entre 40 días y tres meses, pero también voluntarios jóvenes y expertos seniors han llegado a Nicaragua para asistir en temas como salud, higiene y atención médica, educación, desarrollo agropecuario y rural.

Muchos de estos voluntarios van no solamente a instituciones estatales, sino que a organismos no gubernamentales y universidades públicas, apoyando con sus conocimientos tanto en comunidades como en las entidades a las que han sido enviados.

Actualmente 44 voluntarios se encuentra en Nicaragua apoyando en diferente áreas, pero hasta el momento --desde 1991, cuando comenzó a operar el JICA en Nicaragua-- han llegado un total de 500 voluntarios japoneses, cifra que será celebrada en junio del 2011.

Actualmente hay voluntarios trabajando con el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria, con el Ministerio de Salud, con el Ministerio de la Familia. Agregó el representante del JICA que como agencia de cooperación seguirán colaborando con Nicaragua para ayudarle en sus esfuerzos de desarrollo.

Entre los proyectos descollantes en los que está apoyando Japón, se encuentra el puente Santa Fe, que cruzará el Río San Juan en la localidad de San Carlos; tendrá unos 270 metros de largo, para facilitar el tránsito de esa región de Nicaragua hacia el interior o hacia Costa Rica, y el cual el próximo año entrará posiblemente en la fase de licitación.