•  |
  •  |
  • END

Poco antes que los diputados dejaran al país a merced de las “leyes Ortega”, apuradamente ratificaron con mayoría de votos el préstamo de 42.5 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo, BID; los recursos serán destinados a apoyo presupuestario.

La aprobación de los 42.5 millones de dólares se vio retrasada, después que en mayo pasado el gobierno de Daniel Ortega anunciara la entrega mensual de un “bono cristiano socialista y solidario”, de 529 córdobas a más de 100 mil empleados estatales, arriesgando de esta forma la continuidad del programa de Servicio de Crédito Ampliado, SCA, que el país sostiene desde octubre de 2007 con el Fondo Monetario Internacional, FMI.

Una vez que el gobierno cumplió las condicionalidades del Fondo Monetario Internacional, aprobar el Presupuesto General de la República 2011; Ley de Contrataciones Administrativas del Sector Público y la superación de la quinta revisión del programa de Nicaragua con el FMI.

La representante del BID en Nicaragua, Mirna Liévano de Márquez, dijo que uno de los requisitos para proceder a la aprobación de estos recursos, era mantener la estabilidad macroeconómica, respaldada por el programa con el FMI.

Parte de los 148 millones de dólares comprometidos

Estos 42.5 millones de dólares forman parte de los 57.2 millones que el BID aún tiene pendientes de desembolsar para completar los 148 millones de dólares que habían previsto desembolsar durante 2010.

Hasta la segunda semana de diciembre, este organismo ha desembolsado un total de 90.4 millones de dólares.

Liévano aseguró que la asignación de recursos para préstamos destinados a Nicaragua en los últimos años se ha incrementado significativamente.

En el período 2007-2008 se aprobaron 80.2 millones de dólares, en 2009 incrementó a 162 millones de dólares y en 2010 se aprobaron 170.2 millones.

De acuerdo con la representante del BID en Nicaragua, esta casi duplicación de los recursos para el país, corresponde al noveno aumento de capital ordinario de la institución, correspondiente a una capitalización de 70 mil millones de dólares aprobada este año por la Asamblea de Gobernadores.

“Este año ocurrió algo muy importante que fue el incremento de capital del banco, fueron 70 mil millones más de recursos que se dieron al BID, lo cual incrementó notablemente los préstamos a todos sus países prestatarios y a los cinco países más pobre que son financiados por el Fondo de Operaciones Especiales, FOE, como son Guyana, Bolivia, Haití, Honduras y Nicaragua”, refirió.

Cifras históricas en aprobaciones

Explicó que el programa de aprobaciones para el sector público durante 2010 estuvo compuesto de nueve operaciones con Garantía Soberana por 170.2 millones de dólares, de los cuales 42.5 millones de dólares fueron destinados al apoyo presupuestario.

Además se aprobaron cuatro operaciones técnicas de fondos FOE por un millón 67 mil dólares y uno está por aprobarse. También se aprobaron nueve cooperaciones técnicas de fondos sociales y fiduciarios, sumando para el sector público 176.47 millones de dólares.

El BID aprobó para el sector privado 38.6 millones de dólares. De esta forma, el organismo cerró 2010 con una aprobación de 214.66 millones de dólares, de un total de 30 operaciones, entre el sector público y el privado. Para el 2011 se tiene previsto un total de seis préstamos con Garantía Soberana por 171.2 millones de dólares, así como cuatro donaciones de impacto social comunitario por 57.75 millones de dólares.

Sumando de esta forma, un total de 228.95 millones de dólares que será el monto mayor de aprobaciones en toda la historia del país. El monto estimado de desembolsos en el 2011 para el sector público es de 185.1 millones de dólares.