•  |
  •  |
  • END

Desde hace 22 días, los nicaragüenses que no hacen uso de la banca nacional pueden optar a MPESO, una casa de remesas en la que además se pueden pagar los servicios básicos, o bien, comprar bienes y servicios en cualquier comercio afiliado, echando mano del celular.

Haroldo Montealegre uno de los inversionistas, explicó que la empresa brinda un servicio “que permite convertir el celular en una herramienta de inclusión social, que te da seguridad porque evita que la persona ande dinero en efectivo, de modo que si te roban no vas a perder el dinero que tenés en Mpeso”, manifestó.

¿Cómo funciona? “Los usuarios van a la agencia a recargar su saldo, luego Mpeso confirma la transacción tras revisar los datos del cliente, toma el dinero y se lo acredita, y luego puede cerciorarse de esto a través del celular.

Si el usuario o cliente quiere pagar el agua o la luz igual, nos llama y nosotros se lo pagamos sin cobro adicional, o bien si quiere comprar en un comercio afiliado lo hacemos sin cobro adicional”, dijo.

“Los usuarios registrados en Mpeso podrán desde su celular, de cualquiera de las dos empresas de telefonía, recargar su saldo Mpeso y hacer retiros del mismo en cualquier agencia autorizada, comprar bienes y servicios en cualquier comercio afiliado y además, pueden enviar o recibir remesas a cualquier persona a través de un celular, recalcó.

Cobertura total

El usuario no pagará por la afiliación ni mensualidad. Sin embargo, por envío de dinero desembolsará un pago fijo de un dólar, y 1.5% según el monto a enviar.

“Si no hay movimiento en el saldo, ya sea a recibir, enviar o gastar durante un mes calendario, se le cobrará al cliente cinco centavos de dólar al mes que equivale a unos tres córdobas”, apuntó.

El empresario comentó que las agencias de Mpeso estarán ubicadas en pulperías, farmacias o distribuidoras. En la capital establecerán más de 80, de las cuales 70 se ubicarán en los barrios. En el primer semestre del próximo año esperan cubrir el resto del país, aunque de momento ya hay agencias en Carazo.

De acuerdo a Montealegre, esperan mover montos hasta por 55 mil córdobas en las agencias. Reveló que tienen dos niveles de seguridad: uno es la contraseña pues cada usuario del sistema tendrá una para hacer uso del mismo; y el otro es el nivel antifraude. “Ya que guardaremos las transacciones de cada cliente hasta por seis años, y a esa información tendrá acceso la Superintendencia de Bancos y otras Instituciones Financieras”, refirió. Recordó que los saldos de los clientes estarán respaldados en la banca nacional.