•  |
  •  |
  • END

2010 fue un año sumamente activo para la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua, Bagsa, cuando de acuerdo a su gerente general, Luis Arévalo Peugnet, se consolidó como el principal foro para facilitar las transacciones de compra y venta de los productos del agro.

A lo largo del año, por medio de Bagsa, los productores y compradores lograron materializar operaciones por el orden de 600 millones de dólares, transacciones que generaron al fisco unos 200 millones de córdobas por medio del impuesto de retención definitiva.

Ese mecanismo ha sido valorado por los productores que realizan operaciones de compra-venta por medio de Bagsa como un mecanismo seguro, rápido, fácil y menos costoso, al tiempo que se asegura que los productos que en mayor medida fueron transados por medio de la bolsa agropecuaria son: el café oro, la leche fluida, el ganado vacuno, los novillos y el arroz en granza. Cada uno de estos tuvo alzas en sus niveles de comercialización.

Parte importante de producción agropecuaria

Por otra parte, informó Arévalo Peugnet que los productores aglutinados en Bagsa transaron el 35% de la producción agropecuaria y agroindustrial del país, para lo cual recibieron asesorías, además de garantía y transparencia en cada una de sus transacciones.

Aún con el buen año, Arévalo considera que para 2011 habrá un incremento de un 15% en las transacciones que se realizarán por medio de la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua, considerando que se fortalecerá como centro internacional de negocios con la regionalización del comercio de materias primas agropecuarias, tanto de origen como de destino.

Aseguró el Gerente General de Bagsa que se creará una oferta con las asociaciones de exportaciones de América Central para manejar ventas conjuntas a través del comercio electrónico, de tal forma que considera que la entidad se podrá consolidar como un mecanismo regional para suplir la demanda de los mercados centroamericanos, incluso en las emergencias.

Recordó Arévalo que Bagsa tiene ya 17 años de operar y que fue conformada por productores, cooperativas, agroindustrial, comerciantes, gremios, instituciones del Estado y provee información de precios y de mercados al sector agropecuario, al tiempo que posee laboratorios de granos, donde son realizadas las certificaciones con el método que usa la Administración de Drogas y Alimentos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Destacó además, que en el laboratorio lácteo se determina la calidad de leche fluida y de sus derivados, haciendo pruebas microbiológicas para valorar la seguridad e inocuidad de estos alimentos, así como ensayos para la caracterización físico-química de los productos lácteos y la certificación ISPO-17025.