•  |
  •  |
  • END

Venezuela cerró 2010 con una inflación de 27,2%, una de las más altas del mundo, y los analistas pronostican que la tendencia se mantendría este año tras la devaluación dispuesta este mes por el presidente Hugo Chávez.

La cifra de inflación es mayor a la tasa de 25,1% registrada en 2009, pese a que la economía del país se habría contraído durante 2010.

El Banco Central informó el jueves que sólo en diciembre, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) subió un 1,8%, por encima del 1,7% del mismo mes de 2009.

La economía del país petrolero, azotada desde hace años por la inflación más alta del continente, cerró 2010 con una contracción por segundo año consecutivo, de acuerdo con cifras preliminares del Banco Central, que prevén una caída de 1,9% en el Producto Interno Bruto.

Los resultados del INPC superan, además, los cálculos preliminares informados por el presidente del Banco Central en su mensaje anual, cuando había pronosticado una tasa de 1,6% para diciembre y del 26,9% para el conjunto de 2010.

El emisor resaltó en su comunicado que cuatro grupos de las categorías que mide el índice estuvieron por encima del promedio en el último mes del año.

“Obtuvieron tasas por encima del promedio global: Transporte, 2,6%; Vestido y calzado, 2,3%; Alimentos y bebidas no alcohólicas, 2,1% y Bienes y servicios diversos, 2,1%”, informó el organismo.

La estimación del Gobierno para 2011 es un aumento en los precios en el rango del 23 al 25% y un crecimiento del PIB del 2%, pese a la devaluación que entró en vigencia el primero de enero.

El Gobierno eliminó la tasa de cambio preferencial para la importación de alimentos y medicinas -de 2,6 bolívares por dólar- en el marco de un control de cambios implantado en 2003 y lo unificó en 4,3 bolívares por dólar.

Funcionarios han negado que la medida tenga un fuerte efecto inflacionario como prevén analistas.

El INPC del cierre del año también superó la meta del Gobierno de un alza de precios del 20-22%.