Silvia González
  •   Jinotega  |
  •  |
  •  |
  • END

Los fuertes vientos de los últimos días y la falta de lluvia han intensificado la preocupación de pequeños y medianos productores de frijoles del departamento de Jinotega, quienes aseguran están expuestos a perder gran parte de la siembra de apante, cuya cosecha es la de mayor producción todos los años.

“Con la siembra de frijoles de apante esperábamos que se mejorara el precio del mercado, pues éste se mantiene a 15 córdobas la libra y es un frijol que está revuelto”, expresó el comerciante Javier Jarquín, quien vende
granos en el mercado local de Jinotega.

Estimaciones del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, aprecian que hay sembradas 14 mil manzanas de frijol para sacar en la cosecha de apante. Un funcionario de esa institución declaró a un medio oficialista local que
al comienzo existía gran preocupación porque no había llovido y temían se perdiera gran cantidad de manzanas. Sin embargo, estimó que esto no ocurrirá. Pese a que se confía en tener un verano normal y un invierno con niveles comunes de precipitaciones, a inicios de la semana de enero las  lluvias que cayeron fueron  en pocas cantidades lo que no es suficiente para sacar una buena cosecha, dijo Pedro García, pequeño agricultor de la comunidad Las
Mercedes.

“Antes sacábamos entre 15 y 20 quintales por manzana sembrada, pero con esta nueva cosecha estimamos que apenas rendirá entre 7 y 10 quintales
cuando mucho”, consideró el pequeño productor.

Durante 2010 el impacto de las lluvias tuvo consecuencias negativas para la población, especialmente para aquellas personas dedicadas a los cultivos agrícolas, en vista de los desbordes de ríos y el exceso de humedad.

Fuertes vientos afectan cultivos

Ahora, aunque las lluvias se han retirado, lo que está afectando los cultivos son los cambios de temperaturas, las que en el mes de diciembre y durante las noches de lo que va de enero se ubican debajo de los 20 grados, mientras durante el día superan los 30 grados.

Además de las temperaturas, aseguró el productor, Arnulfo Cerda, de la comunidad de Asturias, quien dijo tiene cuatro manzanas de frijoles sembradas, la resequedad que hay en el suelo está afectando el desarrollo de los cultivos, al igual que los vientos.

No obstante doña Sonia Rodríguez, del barrio Carlos Rizo, agregó que sus expectativas son que el frijol baje de precio, al igual que el arroz, el maíz y hasta la cuajada la que en los últimos días también ha pasado de
los 25 a los 30 córdobas por unidad.

“Yo pienso que los precios se han disparado porque no hay un control, cada quien vende como mejor le parece y los que sufrimos las consecuencias somos nosotros los consumidores, por eso es necesario que el gobierno haga
algo porque nos vamos a morir de hambre”, dijo esta afligida ama de casa.

Hasta el momento se desconoce si el gobierno a través del Magfor esté preparando algún incentivo para la siembra de apante (diciembre-marzo 2011) con el objetivo de garantizar un incremento sustancial en la producción de granos básicos, ya que en las oficinas en Jinotega a nadie se le permite dar información a los medios independientes.