•  |
  •  |
  • END

Elevar el consumo de café a nivel nacional, pero hacerlo con la mejor calidad para el deleite de los consumidores, es el objetivo del proyecto Café Don Paco, una empresa que pretende hacer alianzas con una serie de negocios para que sirvan el producto de una mejor manera.

Roberto Bendaña, cafetalero y director ejecutivo de Café Don Paco, empresa que recientemente hizo el lanzamiento al mercado de café tostado, dijo que la idea es que en diferentes negocios del país se pueda servir una bebida de primera calidad, para lo cual se necesita también tener la maquinaria adecuada y los baristas entrenados, lo que será facilitado por ellos.

Café Don Paco será el motor impulsor, pero según Bendaña, están conscientes de que necesitan apoyarse en otras empresas u organizaciones para tener un impacto nacional, por lo cual, buscarán alianzas con pastelerías o negocios similares que ya tengan un flujo de clientes y que han dado a conocer su buena calidad en la comida, pan o resposterías, para montarse en esa reputación o marca, y ofrecerles el servicio del café, máquinas y capacitación de baristas.

Dijo que de nada sirve que alguien tenga la materia prima de la mejor calidad para elaborar la bebida, si ésta no está bien preparada o servida.

Explicó, además, que el café nicaragüense es de excelente calidad y que inclusive en el mundo utilizan grano de inferior calidad, pero con una buena máquina y preparación, lo venden mejor que el producto nica.

“Lo que pretendemos es revolucionar a nivel interno el consumo del café en Nicaragua. Cambiar a través de capacitación y educación a los que lo preparan, y a los consumidores, la forma y calidad en que lo consumimos”, subrayó.

El director ejecutivo de Café Don Paco señaló que pretenden que el producto llegue a todos, por lo cual, piensa que saldrán al mercado con una taza de café valorada en diez córdobas.

“No pretendemos estar nada más en las cafeterías más caras y con los precios más caros, sino que estas mismas máquinas con buenos baristas capacitados puedan estar incluso en las paradas de buses, en mercados, donde la población circula día a día; de alguna forma replicar la cultura de otros países como Italia, Inglaterra, donde hay muchas paradas de buses y trenes, y mientras la gente espera, se toma su cafecito”, expresó.

Ni cadena ni franquicia
Bendaña explicó que no están buscando crear una cadena de cafeterías, ni que la bebida lleve la marca Don Paco. Cada negocio podrá establecer su propia marca al café que vendan, y lo único que harán será abastecerles el producto, las máquinas y la capacitación.

Señaló que con el proyecto logran dos cosas: llegar a una red más amplia de consumidores y apoyar emprendimientos de nuevos negocios.

Mencionó, además, que necesitan apoyarse en muchas organizaciones para hacer varios seminarios o talleres de capacitación, y están invitando públicamente a todos los baristas de restaurantes y bares para que antes de meterse al negocio, puedan tomar el curso.

Añadió que también quieren hablar con las productoras de leche como Parmalat, Eskimo y Centrolac, para ir buscando cuál es la mejor leche para un capuchino, para que se combine con el café.

Bendaña indicó que están en pláticas avanzadas con la Bolsa Agropecuaria, Bagsa, que tiene un laboratorio de catación e instalaciones para seminarios y talleres, para impulsar el entrenamiento en ese lugar.

El productor cafetalero afirmó que buscarán apoyo de embajadas de países donantes y algún banco multilateral, porque muchas veces estas instituciones tienen proyectos para las Pequeñas y Medianas Empresas, Pymes, para apoyar al menos con alguna contrapartida, para que los negocios puedan adquirir las maquinarias necesarias para preparar un buen café.