•   Viena, EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

La OPEP culpó a la especulación de la escalada de los precios del crudo, que se acercan a la marca de los 100 dólares, y elevó ligeramente al alza la demanda mundial por el tirón de las economías emergentes.

“Resulta evidente que la situación económica se ha esclarecido respecto a la de hace un año, especialmente en economías clave como China e India, que van a continuar influyendo en la dirección del mercado petrolero”, indicó la OPEP en su informe mensual hecho público ayer en Viena.

El grupo, que controla el 40% de la producción mundial de “oro negro”, estima que existen nubarrones aún en el horizonte, como la crisis de la deuda en la eurozona, pero el crecimiento de las naciones emergentes y EU llevarán a la economía mundial a crecer un 3,9% en 2011.

Este crecimiento tendrá un reflejo en un mayor apetito por el petróleo, cuya demanda crecerá 1,23 millones de barriles diarios (m/bd) en 2011, o un 1,43%, hasta los 87,32 m/bd. Con estos datos la OPEP elevó al alza en 50.000 barriles diarios la demanda, y calcula que el crecimiento del consumo en 2011, del 1,43%, sea mayor que en 2010 con el 1,37%.

A la cabeza del crecimiento de la demanda se encuentra China, con un aumento del 5,1%, mientras que América Latina también consumirá un 2,52% más de petróleo y América del Norte un 1%. Por el contrario, en Europa Occidental la demanda menguará un 0,29% debido a la dubitativa situación económica, el incremento de los impuestos sobre los carburantes y las políticas de eficiencia energética, según la OPEP.

A pesar de estas previsiones, “el mercado del petróleo afronta importantes incertidumbres”, y dependerá de la marcha de la economía mundial este año, especialmente de la forma en la que afecten los planes de austeridad y las crisis del euro en el Viejo Continente, se lee en el documento.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) considera que “el mercado está bien abastecido”, y que las acusadas subidas del crudo en las últimas semanas, del orden del 15%, se deben en gran parte a la especulación.

“Un creciente apetito por las materias primas de los inversores apuntalaron los precios”, afirmó la OPEP en su análisis, precisando incluso que las posiciones especulativas en el mercado del crudo alcanzaron un récord en la semana del 28 del pasado diciembre.

En un momento de incertidumbre económica, el crudo, al igual que otras materias primas, se ha convertido en un valor refugio, lo que ha atraído mucho dinero que también ha contribuido a la escalada de las últimas semanas, según los analistas.