•  |
  •  |

La colaboración de Japón a nivel mundial y en especial hacia América Latina va disminuyendo, sin embargo, el Gobierno del país asiático considera que Nicaragua aún requiere de su apoyo, por lo cual continuará llegando a territorio nacional, especialmente dirigida hacia los sectores Salud, agroganadería y desarrollo rural, así como a infraestructura.


La declaración fue hecha recientemente por el representante residente del JICA en el país, Takeo Ishikawa durante un encuentro con periodistas, en el que se dio a conocer que a lo largo de nueve años, entre 1990 y 2009, la nación asiática facilitó a Nicaragua en calidad de colaboración unos 900 millones de dólares. El señor Takeo Ishikawa explicó que del 2009 al 2010 la cooperación oficial japonesa disminuyó, debido a que la crisis económica internacional afectó fuertemente al Japón, al punto que el presupuesto para ayudas al exterior registró un déficit muy alto.


De hecho, el crecimiento de la economía de Japón es apenas del 1% anual y se espera que la cooperación se mantenga pero a niveles un tanto reducidos,  tomando en cuenta el fuerte descenso que se produjo en el presupuesto para la colaboración internacional.


Relacionado con Nicaragua, Japón ocupa aproximadamente el sexto o séptimo lugar como cooperante, al tiempo que parte de su cooperación tiene un importante aporte técnico y pese a las dificultades del país asiático es una de las primeras economías del mundo, pero Takeo Ishikawa manifestó que la colaboración con esta nación centroamericana continuará.

De acuerdo con el representante de la agencia oficial de cooperación japonesa, aproximadamente entre el 55 y 60% de su colaboración es en préstamos, pero la colaboración técnica es 100% donación.

 

Principales áreas de cooperación
Según los datos aportados por el JICA, entre las áreas principales de la colaboración japonesa a lo largo de los nueve años anteriores, Salud ocupa el primer sitio con 234.4 millones de dólares en todo el período mencionado, en tanto, el segundo lugar lo ocupa infraestructura vial con 214.6 millones de dólares.


El tercer sitio de importancia en la cooperación japonesa lo ocupa la agricultura, ganadería y el desarrollo rural, para el cual la nación asiática destinó a lo largo de los nueve años un total de 134.4 millones de dólares.
En tanto, el cuarto sitio es para Educación en cooperación con el Ministerio de Educación, al cual el JICA dió un total de 131.2 millones de dólares en todo el período.


En menor medida están el medio ambiente y la prevención de desastres naturales, al cual Japón otorgó ayuda por 53.4 millones de dólares y para seguridad ciudadana y gobernabilidad un total de 38.3 millones de dólares.
Según el representante del JICA, lo más visible de la cooperación japonesa son los puentes, hospitales, las escuelas; asimismo, destacó la cooperación técnica, señalando que en Japón están recibiendo aproximadamente 40 becarios nicaragüenses para llevar distintos tipos de cursos, también traen a Nicaragua expertos que asesoran a distintas entidades estatales o cooperativas del país.


En junio de este año será celebrada la llegada del voluntario número 500, cifra que se alcanzó desde 1991 cuando comenzó este tipo de colaboración, destinado en forma voluntaria e importante hacia educación primaria, salud pública, educación reproductiva, así como en materia agropecuaria con el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria.