•  |
  •  |

El Servicio de Cooperación Holandés, SNV, está impulsando con el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, la mejora en el nivel de vida y progreso productivo de microproductores lácteos y de café en Nicaragua, como parte de un programa mayor que están llevando a cabo también en Honduras y El Salvador.
Al respecto, José María Buitrago, Coordinador del Proyecto Regional de Inclusión Económica de la Base de la Pirámide del SNV, explicó que el trabajo es impulsado en sectores como café, biocombustibles, tubérculos y lácteos. En Nicaragua el proyecto es dirigido específicamente a café y leche.


De acuerdo con el programa, a cada país han destinado un cuarto de millón de dólares para las empresas que trabajan con pequeños productores pobres, de 10 hectáreas o menos, y puedan ingresar a la cadena de valor de la empresa que apoyará directamente a los campesinos. Es decir, el total del fondo es de 750 mil dólares, aportados en un 50% por el banco y un 50% por el SNV.


Buitrago destacó que se trata de que haya una relación sostenible, en la cual gane, tanto la empresa como el pequeño productor que se encuentra en la base de la pirámide; es decir, en comunidades de bajos ingresos y vulnerables.
El proyecto tiene una duración de 20 a 36 meses y se realizan en forma piloto, tratando de establecer el camino adecuado en que las empresas puedan desarrollar las mejores prácticas para incorporar a las poblaciones de menores ingresos a sus comunidades de proveedores.


Buitrago señaló que el programa está apostando con los 250 mil dólares a ayudar a reducir la pobreza en el sector. De ese total, 100 mil dólares son aportados por cada una de las cinco empresas que están participando en el proyecto a nivel de Centroamérica, impulsando los negocios inclusivos en los tres países mencionados.

Negocios inclusivos
De las cinco empresas que están empujando negocios inclusivos, en Nicaragua participan Atlantic Exportadora, que se dedica a la exportación de café y Lácteos Centroamericanos, Centrolac. Estos proyectos fueron aprobados por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID a mediados de 2009 y comenzaron su fase de ejecución plena a comienzos de 2010.


En Nicaragua están siendo involucrados dos mil 200 productores, dos mil en el área de café y 200 productores en el área de lácteos. El proyecto para el café se está desarrollando en Nueva Segovia, Madriz,  en la parte norte de Matagalpa y en algunas comunidades de Jinotega, con la exportadora Atlántic. Con Atlántic se trata de ayudar a incrementar la productividad con microriego, plántulas híbridas y combate a las enfermedades fungosas como la broca.


En el caso de Centrolac, el proyecto es impulsado en Río San Juan y la parte suroccidental de Chontales, en lo que se conoce como el Triángulo Lechero.