•  |
  •  |

La nueva Ley General de Aduanas podría estar lista antes que finalice el primer semestre del año, tras haber iniciado recientemente el proceso de consultas de esa iniciativa en el seno de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto del Parlamento.  

A la Comisión compareció, esta semana,  la Dirección General de Servicios Aduaneros, DGA, cuyos representantes se concentraron en los alcances y deficiencias de la actual Ley de la Entidad, según adelantó el presidente de la Comisión, diputado Wálmaro Gutiérrez.

El parlamentario subrayó que fue un “primer” acercamiento ya que el proyecto se consultará con todos los sectores, incluyendo el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep.  Explicó, en ese sentido, que el objetivo de la Comisión es “derogar” la actual ley porque contiene una serie de normas jurídicas en “desuso”.

“Queremos incluir en la nueva legislación el Código Aduanero Uniforme Centroamericano y Reglamento. De manera que el primer gran beneficio del nuevo proyecto de ley, es que concentrará normas que existen en un cuerpo reglamentario centroamericano.

Gutiérrez señaló que lo anterior dará  “mayor” seguridad jurídica tanto a nivel de la administración de Aduanas como a nivel del usuario de servicios aduaneros.  Aparte de lo anterior, con el anteproyecto, la meta es “reorganizar” la entidad.

“Reorganizarán” la DGA
El legislador recordó que, a la fecha, la DGA tiene un enfoque de “gestor” de servicios.  Eso a pesar de que “le atañen temas de fronteras, de seguridad nacional y de calidad de los bienes y mercancías que pasan por fronteras internacionales. Entonces queremos vincular estos temas en la iniciativa”, planteó.

Advirtió que la nueva ley se basará en el principio de igualdad. “Sin debilitar las facultades de la DGA, vamos a garantizar la seguridad jurídica del usuario del servicio aduanero. En otras  palabras no podemos pensar en cargar los dados a favor de la DGA en detrimento del usuario solamente para tener mayor recaudación. Ese enfoque es  ineficiente y va a desaparecer”, dijo.

En el nuevo proyecto de ley “tenemos que garantizar que haya un debido proceso. Tenemos que garantizar además que haya una doble instancia (la DGA y un tribunal de servicios aduaneros independiente al ente) y tenemos que garantizar que el tratamiento a las mercancías sean de carácter igualitario, la DGA incluso tendrá menos discrecionalidad”, aseguró.

Mencionó que en las próximas semanas  se reunirán con agentes aduaneros y miembros del Cosep, del que es parte la Cámara de Comercio de Nicaragua, Caconic. “O sea va a hablar todo el mundo de la Ley General de Aduanas.  Y a como vemos, tenemos condiciones para que antes de cerrar el primer semestre (antes de junio próximo)  tengamos el  dictamen de la nueva ley”, reafirmó.