•  |
  •  |
  • END

Incrementar el aporte que el sector privado está brindando a las escuelas y colegios del país es el objetivo del proyecto de reforma a la Ley General de Educación, que permitirá además que las empresas se deduzcan lo invertido del Impuesto sobre la Renta, IR, hasta el 20 por ciento de las utilidades brutas que inviertan en dicho rubro.

El proyecto de reforma fue elaborado por la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, el Ministerio de Educación, Mined, y diputados de la bancada sandinista, con el objetivo de mejorar la infraestructura educativa del país.

César Zamora, Presidente de Amcham, dijo que en la Ley 588 (Ley General de Educación), ya se establecía la deducción de hasta el diez por ciento de las ganancias brutas para una empresa, pero no estaba claro el mecanismo y por lo tanto, nunca se aplicó.

El representante de la organización empresarial afirmó que con el programa de apadrinamiento de escuelas, que impulsa Amcham, el año pasado se invirtió 1 millón de dólares en mejorar 600 escuelas a nivel nacional y que con esta reforma, el monto podría ser superior.

Dijo que por cada córdoba que aporte el gobierno en exoneración tributaria del IR para educación, el sector privado destinará dos córdobas o lo que es lo mismo, el Estado aportará un 30 por ciento y un 70 por ciento corresponderá al sector privado.


Elaborarán normativa
José Alexander Rivera, asesor legal del Mined, dijo que la reforma se trabajó específicamente en los artículos 96 y 97, que se refieren a la deducción del IR para la inversión en educación.

Explicó que como finalidad, el proyecto de reforma pretende establecer mecanismos más claros, incentivar al sector privado y crear un proceso dinámico que sumará muchas más empresas y el resultado a mediano plazo es más inversión en educación pública.

Añadió que de aprobarse la ley, que se dictaminaría el jueves en la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional, se trabajará en una normativa que permita fijar los bienes y servicios sujetos a donaciones y todas las empresas que participen podrán aportar lo que tengan disponible en esta materia.

“Habrá infraestructura, servicios para mejorar calidad de educación, como tecnología, huertos”, expresó.

Zamora indicó que cabildearán con los diputados para que esta reforma sea aprobada y que el sector privado tenga mecanismos para aportar y mejorar la educación pública del país.

Asimismo, monitorearán que la inversión llegue a los estudiantes y que el resultado sea un mejor nivel académico y de infraestructura de las escuelas, porque según Zamora, la base del desarrollo del país es invertir más en educación primaria, preescolar y técnica.