•  |
  •  |

Definitivamente la demanda de prendas de vestir en el mundo desarrollado se encuentra casi contenida, casi frenada, aún no se ha quitado el miedo a la vuelta de una nueva crisis económica como la que golpeo a las naciones de todo el orbe en 2008-2009, pero también el empleo tiene una recuperación casi asfixiante en Estados Unidos, el principal cliente de Nicaragua en materia textil.

Esa situación revela, pese a que las empresas de zonas francas de Nicaragua alcanzaron a vender en 2010 cifras más altas que el año de mayor actividad de este sector, como fue el 2007.

En 2008 el número de trabajadores de las empresas de zonas francas había bajado de 80 mil personas a menos de 70 mil. Eso, sin embargo, no quiere decir que la industria textil de Nicaragua no ha recuperado nada. Las proyecciones de los dirigentes del sector revelan expectativas de crecimiento para 2011 de un 10% sobre 2010, año en que las exportaciones de las firmas de zonas francas radicadas en territorio nacional colocaron fundamentalmente en el mercado de Estados Unidos, piezas de ropa por más de mil millones de dólares.

Esta respuesta se debe a una agresiva campaña para intentar recuperar al sector, que no ha sido sobre la base del incremento; sin embargo, es sobre la creación de nuevos productos o de una demanda huida de naciones asiáticas y venida a esta nación centroamericana.

Al respecto, Dean García, Director de la Asociación de Empresas del Textil y la Confección, Anitec, dice: “Me he formulado una expectativa de crecimiento conservador del 10%, basado en que el mercado internacional de confección no está creciendo, porque la demanda no se ha recuperado en su totalidad”.

Competencia por contratos
García sostiene que ese crecimiento es por efecto de desviación de contratos que tenían naciones de Asia y que han sido conquistados en la región, especialmente por empresas de Nicaragua.

Algunos de estos contratos eran colocados en fábricas de China, de Blangladesh y otros acuerdos conseguidos fueron desviados de algunos países de Centroamérica hacia Nicaragua.

En ese sentido, el crecimiento del mercado textil internacional continúa en consonancia con la recuperación de la economía norteamericana, es decir lenta, lo que de alguna manera, junto con el alza en los precios de las fibras sintéticas y del algodón, a su vez están retrasando el desarrollo de las empresas de zonas francas dedicadas a la confección de prendas de vestir.

Otro elemento que afecta el desarrollo de este sector empresarial, es el  incremento en los costos de producción por efectos de la subida del precio del algodón y la subida del precio del petróleo. De acuerdo con García, según datos de mercado, el algodón seguirá subiendo y sólo se espera que baje en el último trimestre de este año.

Sin embargo, las proyecciones son de que al bajar, llegará lo más a un dólar por libra de algodón, pero no llegará a 0.25 centavos de dólar la libra a como estaba cuando empezó el incremento en el precio de la fibra.

Alto precio de las fibras

En estos momentos el valor de la libra de la mota blanca está en 1.20 dólares por libra y el Director de Anitec considera que más bien en los meses siguientes seguirá subiendo, por lo tanto, se espera que los costos suban un poco más y la demanda se comprima un poco.

García recordó que en las empresas de confección de zonas francas en Nicaragua se usa sobre todo algodón y fibras sintéticas, estas últimas son extraídas del petróleo, cuyo precio por barril, fundamentalmente en el de la calidad “crudo ligero de Texas”, se encontraba este fin de semana en casi 108 dólares.

Dean García recordó que los resultados de 2010 superaron en valor de exportaciones la barrera de los mil millones de dólares, pero sustentada en precios altos, pero con volúmenes que aún no van siguiendo a los precios.

Sin embargo, acotó el entrevistado, que la productividad se está recuperando de lo que se había perdido; en volumen se obtuvo un crecimiento de más
del 20%.

El informe a enero pasado sobre las exportaciones textileras y de la confección, indica que hay un crecimiento en valor de un 26.3% por encima de 2010. Respecto al acumulado total en el mismo período de enero 2010 a enero 2011, los datos señalan que el valor de exportación pasó de 60.6 millones dólares en enero 2010 a 76.5 millones de dólares para el mismo período de este año.

Cifras revelan recuperación
Según el informe, si comparamos el valor de las exportaciones acumuladas a enero 2011, con respecto al mismo período de 2007, se observa un crecimiento de 8.8%, como resultado que el valor acumulado exportado a enero de 2007 fue de 70.3 millones de dólares.

García señaló que los resultados anteriores confirman la situación de recuperación del sector al ser los resultados del presente mes, superiores al valor exportado en años anteriores.

De acuerdo al documento, desde el punto de vista del volumen de las exportaciones, en el acumulado a enero 2011, se observa un crecimiento de 25.4% con respecto al mismo período de 2010.

Por otra parte, si son comparadas las cifras acumuladas con el mismo período de 2007, se obtiene un crecimiento por el orden de 20.9%. Las cifras denotan que al igual que las cifras en valor promedio, el volumen exportado en enero 2011 superó los niveles de exportación de los años anteriores.

El valor acumulado de las exportaciones totales anuales del sector textil y confección a diciembre de 2010, observaron un crecimiento por el orden del 14.0% con respecto al mismo período de 2009, al pasar de 893.3 millones de dólares a diciembre 2009 a  1,018.1 millones de dólares para el mismo período de 2010.

Si comparamos el valor de las exportaciones acumuladas a diciembre de 2010, con respecto al mismo período de 2008, se observa un crecimiento de 9.0%, como resultado que el valor acumulado exportado a diciembre de 2008 fue de 934.3 millones de dólares.

Recordó en ese sentido que las cifras de exportación, tanto de valor como de volumen, al mes de enero, 2011, presentan de forma inicial un panorama positivo para el sector, al obtenerse resultados de crecimiento superiores al 25% tanto en valor como en volumen.

Según los datos de Anitec, en el nivel de la canasta de las 30 prendas con mayores niveles de exportación, se observa que la cantidad de unidades que presentaron crecimiento positivo son diez y ocho items.

 

Nuevos tipos de prendas muestran buena demanda

Entre los productos con crecimiento positivo se destacan cinco nuevos tipos, como son vestidos de algodón, telas de algodón para pantalones, camisones de vestir de fibras sintéticas o artificiales, pijamas y ropa de dormir, y filamentos de poliéster.

Productos tradicionales como pantalones, camisas, prendas interiores, blusas de tejido plano, camisetas, brassieres, camisas de punto y chaquetas, mostraron un crecimiento entre 9.0% y el 100.0%, tal es el caso de otras prendas de vestir de fibras sintéticas o artificiales, pantalones de algodón, camisas y blusas de tejido plano de fibras sintéticas o artificiales.

Entre tanto, bajaron las ventas artículos como camisones de algodón, abrigos, manufacturas para el hogar, camisas y blusas de algodón de tejido de punto.

El informe señala que al efectuar una comparación con los resultados presentados por el resto de los países de la región centroamericana, firmantes del acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, las cifras de crecimiento acumulado del período, indican que Nicaragua ocupa el primer lugar. En esas cifras Nicaragua está seguida por Honduras con 22.8% de crecimiento en su sector textil de zonas francas; El Salvador con 22.7%; Guatemala, 15.5%; Costa Rica, 0.3%, y República Dominicana que más bien registró un decrecimiento, al observar un -8.6%.

Los resultados anteriores confirman la situación de recuperación del sector, y denotan un sobre-cumplimiento de las proyecciones al ser los resultados del presente año, superiores al valor exportado durante 2007, debido a que en promedio los niveles de exportación estuvieron por encima de lo exportado durante 2008 y 2009.