•  |
  •  |

La Bolsa Agropecuaria de Nicaragua, S.A., Bagsa, está capacitando a pequeños y medianos productores independientes, así como a cooperativas, para lograr un mejor acceso a los mercados formales, a implementar normas de calidad y a obtener  beneficios al participar en las negociaciones de compra-venta de bienes agropecuarios bajo subastas públicas o por registros de operaciones acordadas. Para esto, Bagsa está  impulsando el fortaleciendo de la institución así como mejorando su relación con organizaciones de las diferentes zonas productivas del país.

Como resultado de este acercamiento, Bagsa ha organizado reuniones de coordinación con las instituciones antes mencionadas en Matagalpa, Chontales, Rivas y Chinandega, con el objetivo de desarrollar sinergias encaminadas a aglutinar a los productores y poner a su disposición un mecanismo fácil para el registro de sus transacciones, para que obtengan los mejores precios de mercado. Como parte del apoyo y asistencia que Bagsa ofrece al sector agropecuario, ha puesto a la disposición del sector lechero del país, un laboratorio de lácteos debidamente equipado y que se rige de acuerdo a normativas internacionales ISO 17025, con capacidad de determinar la calidad de la leche y sus derivados.

De igual forma ha desarrollado un laboratorio para la certificación de la calidad de café que se exporta al mundo bajo normas internacionales.

Programa PAPA
BAGSA, ha venido apoyando el fortaleciendo del Programa de Apoyo al Productor de Arroz (PAPA), invirtiendo en la adquisición de nuevos equipos de análisis, para brindar mejor servicio a través de su amplia red de laboratorios ubicados en diferentes zonas del país.

De igual manera, la institución ha venido implementando un plan sostenido de capacitación con productores de arroz, analistas y fiscales acerca del procedimiento de ensayo para la liquidación de arroz en granza y determinar de esta manera la calidad y el precio. En consecuencia de esto, durante 2010 las transacciones bursátiles realizadas en Bagsa alcanzaron los 600 millones de dólares, de los cuales, unos 400 millones de córdobas se le pagaron al Fisco en retención definitiva. Para este año, se espera un crecimiento del 15% en la actividad de la institución.