•  |
  •  |

La Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional aprobó el dictamen para reformar el Presupuesto General de la República por más de mil 600 millones de córdobas, sin embargo, el diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, Adolfo Martínez Cole, protestó los artículos 10 y 11 del dictamen por considerar que con ellos se le da mucha discresionalidad en el uso de los fondos al ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara.

Martínez Cole, en ese sentido, dio un voto favorable en lo general a la reforma al Presupuesto de la nación, pero criticó que al titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público se le esté dando mucha facultad discresional en el manejo de poco más de mil 70 millones de córdobas, lo que corresponde al tres por ciento de los más de 35 mil millones de córdobas que conforman el Presupuesto General de la República. Al ministro, según Martínez Cole, se le da potestad de decidir los recursos que va a dirigir hacia los distintos rubros en que se requieren más fondos, lo que de acuerdo al parlamentario, no abona en nada a la transparencia que debe haber en la asignación de los recursos presupuestarios. “Eso sienta un precedente de discresionalidad”, añadió el diputado de la Bancada Democrática.

Voto razonado
De acuerdo al diputado, es la primera vez que en la comisión meten en una iniciativa, artículos como el 10 y el 11, pero “nosotros consideramos que todos los recursos que son a través de ingresos, donaciones o convenios, tienen que estar claros en su uso, por lo tanto emitimos un voto razonado”.

Por su lado, el presidente de la Comisión Económica, Wálmaro Gutiérrez, dijo al respecto, que ciertamente en el tercer dictamen que firmaron todos los diputados de la comisión, que es el de la reforma al Presupuesto General de la República, el diputado Martínez Cole presentó un voto razonado en el cual sostiene que no está de acuerdo con los artículos 10 y 11  del dictamen, pero añadió que no se puede esperar a hacer otra reforma presupuestaria para asignar esos recursos surgidos de préstamos o donaciones y que se ejecuten los proyectos.

Sobre la discrecionalidad afirmó que no es así, porque asegura que para que eso no se de están los controles de órganos como la Contraloría General de la República, aparte que quien los aprueba es la Asamblea Nacional.

Por otra parte, Gutiérrez recordó que de enero a marzo, la Comisión aprobó más de 120 millones de dólares en préstamos del BID y del Banco Mundial y recordó que la reforma al Presupuesto moviliza más de mil 600 millones de córdobas para las principales carteras sociales del país, fundamentalmente hacia salud, educación, infraestructura, municipalidades, universidades, Ministerio de Relaciones Exteriores y Poder Judicial, respetando los porcentajes constitucionales.

Ley de Garantías Recíprocas
Recordó el diputado sandinista que en la cesión de la Comisión Económica aprobaron en total tres dictámenes, el primero de ellos es el de la reforma a la Ley de Sociedades de Garantías Recíprocas, que tiene como objetivo sustituir al Banco Central dentro del organismo rector de esa iniciativa legal e introducir al Ministerio de Hacienda, dado que la nueva ley de la entidad monetaria no le permite pertenecer a este tipo de órganos.

El segundo dictamen aprobado es el de un préstamo para el proyecto Procaval para financiar con ocho millones de dólares de fondos del Banco Centroamericano de Integración Económica hasta por el monto de ocho millones de dólares, lo que es unido a un préstamo y donación del FIDA hasta por 12 millones de dólares adicionales, lo que da un total de  20 ó 22 millones de dólares que se van a ejecutar en el sector rural para insertar a los campesinos en las cadenas de valor productivo. El tercer dictamen fue el de la modificación del Presupuesto General de la República.